Andrés Moreno, de Open English: Ser emprendedor no es un trabajo, es un estilo de vida

Andrés Moreno (Venezuela, 1982), CEO de Open English, compañía dedicada a la enseñanza de inglés por Internet, visitó el Perú para brindar una conferencia ayer lunes en el evento Lima Valley, espacio de comunicación sobre emprendimientos digitales en el país. En esta entrevista da consejos a todos aquellos que caminan por la vía del emprendedor.

25 Sep 2013 | 4:01 h

Alfonso Rivadeneyra García (@ALRivadeneyra)

-Que yo sepa viviste en Perú un tiempo.

Sí, estuve un año aquí en 1986, así que viví en Lima. Mi padre trabaja en organizaciones internacionales y la ONU lo mandó a trabajar con el Ministerio de Industria Pública, así que estuvimos viviendo acá por nueve meses y, bueno, fue parte de crecer viajando. Con mi padre vivimos en nueve países distintos, desde Eslovenia hasta Chile, hasta Perú, EEUU. Por eso tomé una pasión por los idiomas, en especial por el inglés como una herramienta de comunicación global.

-¿Y desde entonces habías tenido la oportunidad de volver a Perú?

No, no había tenido la oportunidad de volver a Perú, pero me dieron muy cálida recepción desde que llegué. Estaba comentando antes que las aeromozas en el avión ya, que eran peruanas, ya estaban ahí diciendo “éxito” y rechicken”, así que muy simpático.

-¿Y cómo te parece que ha cambiado la ciudad?

Mira, completamente distinta, la verdad, es que se ha desarrollado muchísimo y estoy muy contento de estar acá, por cierto, siguiendo el progreso de Perú ya macroeconómico y demás, y muy impresionado de lo que están logrando. Perú se está convirtiendo realmente en una potencia regional genial.

-¿A qué hora llegaste hoy?

Llegué anoche. (…) Esta mañana di una conferencia en frente de casi mil emprendedores muy motivados y me gustó muchísimo, estuve una hora charlando en el escenario y recibiendo también al final preguntas de emprendedores y conversaba también de mi historia personal como emprendedor, de las cinco claves del éxito personal de un emprendedor, que han sido lecciones aprendidas durante los últimos años que he tenido, además de las cinco claves de levantamiento de capital; que eso se titulaba la charla: ¿Cómo levantar $ 100 millones para tu startup? En Open English porque ya hemos levantado más de $ 120 millones de fondos americanos.

-Eso lo han hecho, pero en años, con trabajo constante.

Sí, pues ya tenemos siete años en esto y, bueno, al principio fue bastante más difícil. Te cuento que los primeros dos millones de dólares de la compañía los levantamos en una cuestión de dos años, nos tardó un buen esfuerzo. Pero mira, los últimos 65 millones los levantamos en un mes. Así que el levantamiento de capital se ha puesto mucho más sencillo ahora que somos una compañía bastante más grande, establecida, ya tenemos más de 2500 personas trabajando en la empresa y 100 mil estudiantes trabajando en la región. Pero bueno, al inicio como cualquier emprendedor el tema de levantamiento de capital es bastante complejo y por eso estoy acá, para tratar de compartir algunas lecciones aprendidas que pueden ayudar a nuevos emprendedores a ser más exitosos.

-Cuéntame, si tuvieras que pedirme capital para que invierta en Open English ¿qué me dirías?

Bueno (risas), si estuviésemos en la etapa temprana de la compañía te hubiese descrito cómo podemos transformar el mercado, creo que la propuesta de valor de Open English en aquel momento, hace siete años, y aún hoy, sigue siendo muy, muy clara y la propuesta de valor es la siguiente: Si tú estás aprendiendo inglés hoy día en cualquier ciudad de América Latina te la vas a ver muy difícil, porque después de un largo día de trabajo tienes que meterte en el tráfico para llegar. En Lima, en Sao Paulo, en Ciudad de México, es difícil. Vas a llegar a un salón lleno de estudiantes, 20 o 30 personas en un salón, un profesor que probablemente no es nativo, unos libros y fotocopias que no son tan relevantes y poco seguimiento del progreso. Así que todo eso quisimos cambiarlo por acceso 24/7 a profesores norteamericanos que te pueden dar una clase a cualquier hora del día y no solamente eso, sino desde tu casa u oficina. Y la promesa nuestra es que todos nuestros profesores son nativos, así que eso ayuda porque vas a aprender la entonación y la pronunciación correcta desde un principio. Te garantizamos la fluidez en los primeros 12 meses del programa, que es fundamental, no queremos que seas el próximo experto, en el próximo gran escritor norteamericano, sino que sepas hablar. Si ahorita hacemos un switch a tu inglés tú puedes hablarlo de manera cómoda; así que esa es un poco la meta de Open English.

-¿Y al inicio fue rentable esto de dar seis meses de garantía? ¿Rendía, por así decirlo?

Sí, muy pocas personas utilizan la garantía, pero muchos se quedan después de los 12 meses porque a pesar de que alcanzan la fluidez quieren seguir practicando. El inglés y los idiomas son un poquito como ponerse en forma. Te preparas para una maratón, la corres, estas en forma, pero si no vas a perder la forma y el inglés es lo mismo.

-Volviendo al tema de los capitales ¿notaste alguna diferencia entre convencer a un hombre y convencer a una mujer?

No, no veo una diferencia entre convencer a un hombre y a una mujer, pero sin duda el tipo de inversionista con que uno está trabajando cambia mucho cómo uno puede conversar lo que está haciendo, especialmente en la etapa en que uno está. Un inversionista ángel está buscando una cosa, un inversionista institucional norteamericano en una ronda A, B o C está buscando una cosa distinta.

-Estaba leyendo que tuvieron que ir a EEUU, tener su oficina allí porque cuando fundaron Open English no era tan sencillo conseguir capitales aquí en Latinoamérica ¿Cuánto ha cambiado esto en los últimos años?

Sí, tienes razón. Cuando comenzamos me tuve que mudar a Estados Unidos, ya pasé varios años viviendo allá, yo me fui con $ 700 en el bolsillo, que era el dinero que me quedaba. Tenía un amigo en Silicon Valley que me dio su sofá para dormir allí y fue en ese momento, cuando llegué, me di cuenta que el sofá de mi amigo estaba afuera, así que dormí afuera por varios meses con una cobija y me despertaba todas las mañanas, me vestía e iba a conversar con inversionistas ángeles y así levanté el capital. En América Latina hoy en día se ha puesto mucho más fácil levantar capital, hay algunas firmas de inversión como Kaszek y otras, que son firmas de inversión de capital de financiamiento para empresas de tecnología. Son muy, muy buenas y son capital inteligente, son personas que van a crear valor a tu crecimiento como emprendedor. Y hay más inversionistas ángeles dispuestos a invertir en una empresa joven, por sobre todo por el hecho que ya hay ejemplos de éxito. Hoy en día $ 50 mil que invertiste en Open English al inicio se convirtieron en $ 1 millón, hay ideas como esta, como Mercado Libre, que han generado bastante valor para los inversionistas y están buscando su próxima inversión en la región.

-Ok. Pero, realmente, tener $ 700 en el bolsillo en Estados Unidos es bastante arriesgado.

Sí, no tenía mucho dinero, por suerte cuando llegué allá conocí a un inversionista que se entusiasmó y en las primeras dos semanas nos dio unos $ 10 mil y con eso seguimos financiando, pues, lo que fue la oficina que teníamos eventualmente con programadores en América Latina.

-Ser emprendedor no es algo tan sencillo y en Open English que yo sepa estuvieron a punto de quebrar tres veces.

Sí, la compañía tuvo mucho sufrimiento para llegar a donde está. Comenzar una empresa no es tarea fácil. Son semanas de siete días, dos horas al día, 14 horas al día de trabajo y tu trabajo nunca termina, siempre hay algo que hacer, siempre hay algo que crear, nunca vas lo suficientemente rápido. Ser emprendedor no es un trabajo, es un estilo de vida y tienes que estar preparado para estar sujeto a esa alta velocidad que llevan estas ideas.

-¿Y qué te motivaba a seguir con la idea de Open English cuando decías “esto no va más, mejor me voy y hago otra cosa”?

Mira, por sobre todo esa visualización de la próxima versión de mi mismo. De nuevo, ser un emprendedor es algo muy personal. No es un trabajo, no es nada más la empresa, yo me imaginaba ya exitoso, me imaginaba manejando la compañía que soñaba, haciendo una transformación muy profunda en el campo educativo regional y ejemplificando un poco lo que es poder empezar una compañía a nivel latinoamericano. Así que todo eso me mantenía súper motivado de lograrlo y, pues, pasados los años se fueron haciendo realidad las cosas y hoy en día me visualizo de una manera distinta y estoy enfocado en esa nueva meta.

-Digamos que ahora eres el Andrés Moreno 2.0

Ahora estoy en 2.0, no; estoy en 10.0. La verdad es que han sido varias las lecciones en el camino.

-¿Qué tendrías que hacer para estar en el 11.0 o 12.0?

Creo que todos los días se presentan retos nuevos en la compañía y cada vez los retos se hacen más grandes inclusive porque estás apostando más a ser exitoso, es más dinero, son más personas, son más recursos y pues tienes que saber manejar esos retos de la mejor manera, tienes que saber crear equipos de muy alto rendimiento, personas excepcionales alrededor tuyo que sepan manejar esos retos que te vienen a la velocidad que vienen. Así que no te sabría decir qué features están en el próximo release de Andrés Moreno, pero sí te digo que las circunstancias están para entender cuáles van a ser los desarrollos que voy a tener a nivel personal y son los retos que trae la compañía hoy en día.

-Ahora también más personas dependen de Open English.

Seguro. Tenemos 2500 personas trabajando en la compañía.

-¿Y cómo te hace eso sentir? Cuando recién empezaste solo unas personas trabajaban para ti.

Encantado, la cultura en la compañía es algo fundamental, tenemos un director de felicidad, un life coach que da la vuelta por nuestras oficinas y se encarga de que todo el mundo tenga un sentido de propósito y que esté feliz con lo que está haciendo.

-Antes de empezar la entrevista te hablaba de los comerciales, por ejemplo yo no los había visto antes, pero conocía este meme llamado ‘Éxito’, y resulta que es de Adrián Lara. ¿Cómo así se les ocurrió entrar con estos comerciales humorísticos?

Mira, quisimos representar ese sentimiento de la gente al no dominar el inglés. Y el otro actor, Adrián Lara, le dicen “wachu” gracias a los comerciales, representa ese latino que todos tenemos por dentro que ha tratado de aprender inglés y quizá no lo ha logrado y que mete la pata, que se equivoca, que confía en los sistemitas, sea inglés por hipnosis, los post-it o lo que sea. Todos lo llevamos un poco por dentro, lo representamos en cámara muy sencillo, un fondo blanco con dos personajes y yo hago el rol del que está estudiando en línea con Open English y la lleva un poquito más fácil.

-¿Y siempre estuvo planeado que serías la imagen de Open English para los comerciales?

No, la verdad es que surgió cuando éramos una empresa muy pequeña hace 7 años. Necesitábamos un actor bilingüe que hiciera los comerciales, no teníamos dinero para contratar a un actor, así que me hice los primeros comerciales. Salió el comercial de ‘Éxito’, se hicieron virales y ya fue difícil cambiar las caras. Estoy contento que lo hice porque tengo la oportunidad, cada vez que llego a una ciudad nueva, de conversar con cientos de consumidores, estudiantes y fans de la marca y pocos son los CEO que se mantienen tan cercanos a su público objetivo.

-En la conferencia de hoy hablaste de las claves del emprendedor ¿Podrías decirnos, en líneas generales, cuáles son?

Las cinco claves para crecer como emprendedor tienen que ver con visualizar la próxima versión de ti mismo, quién quieres ser, y una vez que ya la tienes dibujada al frente tuyo, verla todos los días y motivarte con eso al frente de la adversidad que viene emprendiendo. Es importante, además de eso, diseñar tu proyecto en base a tus fortalezas. Mucha gente se pone a empezar empresas que sencillamente no están dentro de sus capacidades, por ejemplo si yo hubiese empezado una farmacia o una tienda de repuestos no tengo la menor idea de cómo vender medicinas o cambiar una llanta, pero sí entendía el tema de inglés porque había viajado mucho y tenía una pasión por los idiomas. Otra cosa importante es que pueda uno comunicar pasión, no se puede empezar compañías solo, necesitas ejecutivos de alto nivel, necesitas inversionistas, debes practicar cómo vendes tu idea, cómo te posicionas a ti mismo y como posicionas el proyecto que tienes para que las personas lo puedan digerir mejor y entender lo que estás tratando de hacer. Y la última, que nunca te rindas, porque tu momento llegará, tienes que tener paciencia, las cosas no llegan a veces ni a la primera, ni a la segunda ni a la tercera, pero si te mantienes perseverando finalmente puedes lograr lo que te propones.

Te puede interesar