Tu hogar, lugar de meditación ideal ¡Maneja el estrés!

Consejos de meditación y rutina diaria para relajarnos desde casa.

13 Sep 2017 | 9:00 h

Samantha Clayton, directora de Educación Física Mundial de Herbalife, nos brinda algunas técnicas de relajación que ayudarán a encontrar un equilibrio entre estar en forma y estar tranquilo, y que podrás realizar desde la comodidad de tu hogar

“Con solo 20 minutos de meditación, una o dos veces al día, vamos a lograr grandes resultados sobre el manejo del estrés. Al igual que el yoga, la meditación es una práctica y se necesita constancia para sentir sus efectos calmantes”, explica Clayton. 

PUEDES VER: Crea tu espacio de trabajo desde casa ¡No lo pienses más!

¿ANSIOSO, YO?

Equivocadamente muchas personas recurren al consumo de alimentos altos en azúcares, grasas y sal para sentirse bien en momentos de ansiedad. Al respecto, Clayton nos explica que la comida chatarra estimula el centro del placer en el cerebro, especialmente durante épocas del estrés

Sin embargo, con la meditación continua se obtendrá un mejor y mayor control de situaciones de mucha presión”, detalla la directora.
Acá te dejamos las 8 recomendaciones de meditación de Samantha Clayton, para realizar desde tu hogar.

1.    NO PIENSES QUE NECESITAS UN LUGAR COMPLETAMENTE SILENCIOSO Y AISLADO PARA PRACTICAR. En el mundo real, y especialmente en una casa con niños o en la oficina, encontrar silencio completo es casi una tarea imposible.

2.    INTENTA ELIMINAR TODAS LAS DISTRACCIONES IMPORTANTES. Como teléfonos, pantallas y espacios ruidosos. Simplemente gira tu silla de oficina lejos de la pantalla. Si estás en casa, cierra la puerta de tu habitación.

3.    NO NECESITAS ALGÚN EQUIPO ESPECIAL. Porque se puede meditar en cualquier lugar. Entre menos cosas necesites, más fácil será tomar un momento rápido para practicar.

4.    INTENTA SENTARTE O ACOSTARTE EN UN LUGAR CÓMODO. Donde te encuentres relajado. Puedes mantener los ojos abiertos o cerrarlos, solo haz lo que te siente bien.

5.    NO TE FUERCES A EMPEZAR A RESPIRAR CON UN ESTILO ESPECÍFICO. Como respiración de vientre o de nariz. Puedes trabajar en la técnica de respiración una vez que empieces a sentirte más cómodo con la meditación.

6.    CONCÉNTRATE EN TU RESPIRACIÓN. Simplemente sé consciente de tu respiración y cómo se siente.

7.    NO EMPIECES A TENER PENSAMIENTOS NEGATIVOS. En esos momentos cuando tu lista de quehaceres comienza a escabullirse en tu mente. Redirige tu enfoque de vuelta a tu respiración.

8.    TEN UNA O DOS PALABRAS CLAVES. Aquellas que te ayuden a relajarte o guiar hacia un sentido positivo de bienestar. No tengas una larga lista de afirmaciones o metas que pienses o digas en voz alta.

[Nota patrocinada]

Te puede interesar