Mirando hacia Europa

Claudia Sícoli, Directora de las carreras de Economía de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas - UPC.

15 Jun 2017 | 13:42 h

La semana pasada el Presidente Pedro Pablo Kuczynski partió en una gira oficial hacia Europa. Los países elegidos para esta visita al viejo continente fueron España y Francia ¿Cuáles fueron las razones que primaron para esta selección de países?

Recordemos que el Acuerdo Comercial Perú-Unión Europea entró en vigencia el 1° de marzo de 2013, obteniéndose con esta firma un acceso preferencial a este mercado para más del 90% de los productos agrícolas y para el 100% de los productos industriales peruanos (Mincetur ). Este tratado forma parte de una estrategia nacional que busca fomentar la exportación, tanto de productos tradicionales como no tradicionales a los países miembros de este grupo económico.

Si bien en el reporte de Comercio Bilateral entre Perú y la Unión Europea del 2015, elaborado por el Mincetur , se demuestra que el Perú es una economía sustancialmente más pequeña que la conformada por los países de la UE, ya que solo se producen bienes y servicios que equivalen a poco más del 1% del valor total de bienes y servicios producidos en el mercado europeo, y se genera un producto per cápita de poco más de 6,000 dólares frente a los más de 32,000 dólares de un ciudadano europeo promedio.


A la potencialidad contenida en el acuerdo comercial para el ingreso de nuestros productos agrícolas e industriales, se le suma el hecho de que la UE también representa una importante fuente de inversión extranjera directa en el país. Los sectores más relevantes destinatarios de esta inversión son Comunicaciones, con un 29% de participación, seguido por Minería (25,6%), Finanzas (16,7%) y Energía (11,5%). España junto con el Reino Unido, que está inmerso en el proceso interno denominado Brexit de salida de la UE, representan los países con mayor stock de inversión en el país desde 1980 (Mincetur ).


La coyuntura nacional exige que se analicen medidas que sirvan como complemento a las políticas internas de reactivación y de reconstrucción. Por un lado podemos comparar la extensión territorial de ambos mercados y se observa que la diferencia es mucho menor, en contraste con los indicadores económicos detallados previamente, ya que la superficie del Perú en km2 representa casi una tercera parte de la extensión del conjunto de países de la UE, lo que podría significar una gran oportunidad para el desarrolla de proyectos que permitan un uso más adecuado y económicamente sustentable del territorio. Por otro lado, se puede aprovechar la relación comercial con los países de la UE para fomentar el intercambio de conocimiento técnico y de asesoría especializada, para avanzar en el proceso de reconstrucción con cambios que se está comenzando en el país.


¿Conseguirá el presidente convencer a los empresarios europeos para que acompañen al país en este nuevo desafío de reconstrucción? ¿Se podrá involucrar a los capitales extranjeros del viejo continente para que sean los motores de este proceso de reactivación económica nacional? El viaje termina esta semana y durante los próximos meses conoceremos los resultados que se obtuvieron luego de esta gira presidencial.

Te puede interesar