Banco Central de Reserva del Perú: 95 años de vida institucional

El Banco Central de Reserva del Perú fue fundado un 9 de marzo de 1922.

9 Mar 2017 | 12:26 h

El Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) cumple este jueves 9 de marzo 95 años en el país. La partida fundacional se dio en 1922 con la Ley 4500 que la crea; sin embargo, es el 4 de abril del mismo año que la citada entidad inicia sus actividades.
 
Durante los años siguientes, las tareas del Banco se fueron precisando mediante diversas normas. La actual Constitución Política de 1993 establece como finalidad única del BCRP la de preservar la estabilidad monetaria y le señala cuatro funciones:
 
1) Regular la moneda y el crédito del sistema financiero. 
2) Administrar las reservas internacionales.
3) Emitir billetes y monedas.
4) Informar sobre las finanzas nacionales.
 
 
Para cumplir con su misión, la Carta Magna le confiere autonomía en el marco de su Ley Orgánica. Este marco legal hizo posible que en las últimas décadas el BCRP, a través de
un manejo estrictamente técnico, logre la estabilidad monetaria. Cabe destacar que la inflación promedio anual de los últimos 20 años fue de un dígito, situación que no se registraba desde el inicio de la banca central en el Perú, en el período 1921-1940.
 
La institución es reconocida por su meritocracia, la que se traduce en líneas de carrera que se iniciaron hace más de 50 años con el Curso de Extensión Universitaria, por medio del cual capta a los mejores estudiantes de economía del país, los integra al personal técnico del Banco y los capacita permanentemente, tanto en el país como en el extranjero.
 
La constante preocupación por mejorar y perfeccionar el accionar del BCRP ha hecho que en el Congreso se haya presentado una iniciativa constitucional para la renovación anual y escalonada de los integrantes del Directorio, a fin de evitar que su mandato coincida con el ciclo político.
 
El Banco de Reserva del Perú fue importante para el ordenamiento monetario del país, al centralizar la emisión de billetes y monedas y administrar las reservas que la respaldaban. Además determinaba la tasa de interés de redescuento para regular la disponibilidad de circulante conforme a las necesidades de la economía.
 
La conducción de la institución estaba a cargo inicialmente de un Directorio integrado por distinguidas personalidades del mundo financiero y comercial. El primer presidente del BCRP fue Eulogio Romero, nombrado por el Ejecutivo. Lo acompañaron Eulogio Fernandini (Vicepresidente) y el economista norteamericano William Cumberland. Los dos bancos líderes, el Banco del Perú y Londres y el Banco Italiano, nombraron a Carlos M. Espinosa y Juan Francisco Raffo. Por el resto de bancos participaron Genaro Castro Iglesias e Ismael de Idiáquez; mientras que Walter Justus y Pedro Larrañaga representaban a las sucursales de los bancos extranjeros.
 
El Banco de Reserva inició el mismo año de su creación, “la emisión de billetes bancarios, moneda fiduciaria que fue acogida sin resistencia dado el prestigio de su
Directorio” . Así se restable el uso del papel moneda.
 
La autoridad monetaria cumplió un importante rol estabilizador actuando frente a los choques más importantes de la década de los veinte: el Fenómeno del Niño de 1925 y la crisis financiera de 1929.
 
En 1930, Manuel Olaechea, entonces presidente del Banco, convocó a la Misión Kemmerer para adecuar la institución a las difíciles condiciones económicas del país como consecuencia de la crisis mundial y el desorden interno. Sobre la base de sus recomendaciones, en abril de 1931 se formó el Banco Central de Reserva del Perú cuya función principal fue la de mantener el valor de la moneda.

Te puede interesar