Consejos básicos para ahorrar dinero y gastar de manera productiva

Después de leer estos consejos no tendrás excusas y empezarás a ahorrar.

10 Feb 2015 | 11:57 h

Wilmer Crespo

Desde niños nos enseñan guardar las propinas en una alcancía, con el fin de comprar un regalo mayor. Los padres intentan inculcarnos la cultura del ahorro, pero cuando somos grandes (específicamente jóvenes) casi nadie se acuerda.

Las personas mayores no tienen una alcancía, pero sí miles de motivos para ahorrar. José Orderique Torres, docente del Centro de Innovación y Desarrollo Emprendedor de la Pontificia Universidad Católica del Perú), nos da las claves para no malgastar nuestros ingresos.

El consejo básico es la planificación. Nuestro dinero debe administrarse como en una empresa, es decir, debemos llevar un control de los gastos para no salirnos de lo planificado en el mes.

De acuerdo a esta lógica, Orderique recomienda dividir nuestros egresos en costos variables (puede cambiar de acuerdo a la necesidad) y costos fijos (indispensable).

Dentro del primer grupo están los alimentos, la diversión, las prendas, transporte, entre otros gastos menores. Aquí se pueden aplicar estos consejos.

- Almorzar en casa o llevar la comida al trabajo (a veces se puede hacer una excepción).

-Controlar las salidas a fiestas, viajes o paseos (destinar un monto para las vacaciones).

-No gastar de manera compulsiva en compras de ropa (algunos adquieren prendas que no necesitan).

-No exagerar en el uso del taxi (Si puedes usar el Metropolitano).

Dentro del segundo grupo están los costos fijos o invariables, es decir, los servicios de agua, energía eléctrica y teléfono. Si aún eres joven, seguramente aportarás un monto en casa.  Para estos gastos pueden servir estos consejos.

-Controlar el uso de artefactos en la vivienda (no es necesario que estén encendidos todo el día).

-No tener líneas telefónicas que no necesitas (evitar tener celulares de varios operadores).

-No renovar un equipo móvil solo por moda (el último modelo solo sirve de exhibición).

¿PARA QUÉ SIRVE EL AHORRO?

Si pensabas que ahorrar dinero solo es para viajar o comprarte los mejores regalos, te decimos que existen objetivos más grandes.

José Orderique considera que el fin mayor de un ahorro es para cubrir alguna contingencia, es decir, algún hecho imprevisto. Nadie está libre de alguna enfermedad o accidente.

El ahorro también puede servir para invertir en un pequeño negocio. Una tienda, un restaurante, un taller son algunas de las opciones.

Otros prefieren gastar un objetivo personal como una maestría o en una segunda carrera profesional.

Si sigues creyendo que el ahorro es para “personas mayores o padres de familia” te comentamos que cada más jóvenes emprenden un negocio o adquieren un departamento para cancelar en un plazo determinado.  

Te puede interesar