Mypes del Parque Industrial piden acceso al crédito bancario

Más de 1.000 mypes generan 12 mil empleos permanentes, pero les hace falta capacitación. También demandan técnicos calificados.Villa El Salvador.

16 Feb 2013 | 23:30 h

Christian Ninahuanca A.
Surgido en los arenales de Lima Sur de Lima, el Parque Industrial de Villa El Salvador tiene su génesis en la invasión de terrenos producida en 1971; desde esa época había interés en organizarlo y ponerlo en marcha.
Así, en diciembre de 1986, el gobierno central, la municipalidad distrital y la recientemente formada Asociación de Pequeños y Medianos Industriales de Villa El Salvador (Apemives) impulsan el proyecto del Parque Industrial, convirtiéndolo con el paso del tiempo en modelo de desarrollo económico local.
Y si bien continúa siendo un polo industrial de enorme importancia para el país, en los últimos años habría entrado en un estancamiento producto de riñas políticas municipales, y principalmente por la falta de capacitación técnica y la modernización de maquinarias.
"Nos faltan técnicos calificados para mejorar la productividad y la calidad de lo que fabricamos, porque las instituciones tecnológicas públicas y privadas no preparan a la gente a la medida que necesitamos. Además hay que modernizar nuestra maquinaria con tecnología de punta, pero no hay facilidades para acceder al crédito que permita realizar estas adquisiciones", señala Francisco Mandorthupa, presidente de Apemives.
La importancia del Parque Industrial de Villa El Salvador –instalado en un área de 1 millón 453 mil 867 metros cuadrados– radica en que genera 12 mil puestos de trabajo permanentes y 25 mil empleos estacionales.
Allí operan unas 1.045 micro y pequeñas empresas (mypes) dedicadas a los rubros de carpintería, metalmecánica, confecciones, calzado y cuero, artesanía, fundición, alimentos y otros en menor medida como marmolería, plásticos, productos del papel y químicos.
De toda esa gama productiva, el 26% de lo fabricado en el Parque Industrial se comercializa en el mismo distrito de Villa El Salvador, el 19% se destina a Lima Metropolitana y el 9% a provincias.
Tan solo el 1% se envía a la exportación, lo cual es síntoma de que falta trabajar en ese aspecto, más allá de la buena performance en el mercado interno.
emprendimientos
No obstante estos latentes problemas, que no deben ser pasados por alto por las autoridades del Estado y los propios empresarios del Parque Industrial, hay paradigmas emprendedores dignos de resaltar.
En carpintería, considerado el sector estrella del complejo, hay 278 mypes que fabrican camas, clósets, juegos de sala y de comedor, cómodas, escaleras, muebles de oficina y puertas contraplacadas, de distintas calidades y precios.
Por ejemplo, se pueden encontrar sillas desde S/. 15 hasta S/. 700 cada una. También camas que van de S/. 250 a S/. 1.500, y juegos de muebles para comedor que se consiguen de S/. 350 a S/. 15.000.
Se debe resaltar que el melamine se ha vuelto un material preferido para fabricar muebles de todo tipo, y una de las empresas dedicadas al rubro es el Consorcio Maderero del Perú, que abastece de planchas a constructoras y carpinterías de Lima y el país.
En metalmecánica, son 263 mypes que fabrican aparatos ortopédicos, balones de gas, cocinas eléctricas, cocinas industriales, equipos de panadería, equipo de rayos X y vajillas de acero inoxidable.
En confecciones existen 124 mypes que hacen pantalones, mandiles, faldas, chompas, casacas, calcetines, blusas y uniformes escolares.
El sector calzado y cuero se consolidó en fuerte competencia para los productos elaborados en el distrito trujillano de El Porvenir, pues las 75 mypes del Parque hacen agendas, botas, calzados para niños y chimpunes.
Como se observa, las potencialidades del Parque Industrial son enormes, pero hay tareas pendientes como expandirse a la exportación.

Crecimiento comercial

La directora ejecutiva del CITE-Madera, Jessica Moscoso, sostiene que el Parque Industrial de Villa El Salvador ha tenido una evolución con la construcción de galerías comerciales, que han generado el traslado de muchos centros de producción a otras zonas del cono sur de Lima, lo cual es positivo porque le ha dado otra dinámica económica.
Según Moscoso, desde la creación e implementación del CITE-Madera en el 2000, las mypes del rubro en el Parque Industrial han mejorado en sus acabados, con muebles más finos y modernos.
Este centro tecnológico da asesoría constante a las mypes de carpintería, así como capacitaciones continuas, pero reconoce que se quedaron en el aspecto de gestión y marketing, con el fin de que los muebles que se fabrican en el Parque Industrial tenga su propia distinción.

Claves

En los últimos años el Parque Industrial de Villa El Salvador experimenta un auge comercial notorio, pues el 21,4% de los lotes se está usando para ese fin, principalmente en la parcela II.
El uso industrial es todavía mayoritario con el 42,6% de los lotes. El 11,8% tiene uso netamente residencial y el 4,5% combina el uso residencial con una actividad mixta que puede ser industrial, comercial, servicios o almacén.

Te puede interesar