Posiciones encontradas por interés de flexibilizar el mercado laboral

¿Reforma?  Los trabajadores la rechazan, la OIT ya señaló que el Perú es el país donde más se flexibilizaron los derechos laborales y los empresarios dicen que es necesaria para impulsar la economía del país.   

10 Jul 2015 | 23:30 h

Un día antes el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Julio Velarde, consideró que “es el momento para emprender reformas estructurales como flexibilizar el mercado laboral”. Y ayer en un foro organizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial alentaron esa posibilidad, como una nueva receta para alentar el crecimiento de las empresas.
 
El economista  Gustavo Yamada dijo que la rigidez en la legislación laboral peruana tiene consecuencias  perjudiciales para el mercado laboral tales como menor crecimiento de la productividad, del empleo, de los salarios y el incremento de los contratos temporales.
 
Durante su participación en el foro “Empresas y flexibilidad laboral” el investigador de la Universidad del Pacífico indicó que el proyecto de ley general de Trabajo contempla incrementar el costo de los despidos en 28%, lo cual –consideró– afectará las inversiones. 
 
Esta escalada a favor de flexibilizar el mercado laboral cayó como baldazo de agua helada a los trabajadores, quienes  rechazaron la propuesta.
 
Carmela Sifuentes, presidenta de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), señaló que  los grandes empresarios y los representantes del FMI pedirán siempre políticas orientadas a “agredir” a la clase trabajadora.
 
El laboralista Javier Mujica  indicó que el discurso de la flexibilización laboral para impulsar la economía del país es el argumento de los gobiernos desde hace 25 años, pero que sin embargo los resultados no se condicen con ello pues el 70% de la economía peruana es informal y los trabajadores no están en planilla. 
 
Recordó que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) comparó las políticas laborales en los países de la región y concluye que Perú es el país donde más se flexibilizaron los derechos de los trabajadores. Por eso, recomendó al Gobierno tomar con pinzas la propuesta y ver otros argumentos que, en verdad, puedan darle un impulso a la productividad.
“El país no necesita flexibilizar las condiciones de trabajo  sino potenciar la demanda, incrementar los ingresos y que haya más oportunidades de empleo”, remarcó el laboralista.
Como era previsible, la Cámara de Comercio de Lima (CCL) se mostró de acuerdo con la propuesta.
 
“La informalidad está afectando no sólo al Estado, que deja de percibir tributos por este concepto, sino también a toda la sociedad porque en parte deja de tener acceso a muchos servicios del Estado, y se genera desorden y caos”, precisó Jorge von Wedemeyer, presidente de la CCL. 
 
La Ley general de Trabajo y el sueldo mínimo
 
Una de las políticas más esperadas por los trabajadores es el debate y la publicación de la Ley General de Trabajo; sin embargo, según Carmela Sifuentes, presidenta de la CGTP, en la Comisión Nacional de Trabajo (CNT) el tema no se trató aún y no hay voluntad política para que se vea en el corto plazo. Indicó que el sindicato de los trabajadores ya presentó su propuesta de ley.
 
Respecto al incremento de la Remuneración Mínima Vital (RMV) que los trabajadores proponen suba a S/.1.500, Sifuentes señaló a la Cámara de Comercio de Lima (CCL) y a la Asociación de Exportadores (Adex) como los principales detractores al incremento. Mientras que Yamada manifestó que se debería considerar tener varios salarios mínimos según el costo de vida en las ciudades del país.  
 
 

Te puede interesar