Guido Valdivia: “Por cada demandante en San Isidro... hay 5 que quieren vivir en Lima Norte” [VIDEO]

Entrevista a Guido Valdivia. Director Ejecutivo de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), a propósito del Construction Summit Perú (ConsPerú) 2017, que se realiza el 25 y 26 de mayo.

20 Abr 2017 | 2:06 h

A propósito del Construction Summit Perú (ConsPerú) 2017, que se realiza el 25 y 26 de mayo en el Hotel Westin, organizado por Seminarium y Capeco, el directivo del gremio constructor sostiene que el gobierno descuidó el segmento de viviendas entre US$ 45 mil y US$ 80 mil en el que existe una mayor demanda.

¿Estamos construyendo lo suficiente como para la demanda de viviendas?

Evidentemente no. Estamos muy lejos de conjurar los déficits que tenemos en vivienda, servicios sociales e infraestructura de la producción que requiere el país.

PUEDES VER: PPK: Hora de reiniciar la reconstrucción con cambio en el Perú

¿Cuánta gente podría comprar una vivienda, pero no hay oferta para ellos? ¿Los subsidios son los adecuados?

El déficit está en dos millones de unidades, la meta del gobierno de 500 mil viviendas al 2021 tendrá dos consecuencias interesantes, si se llegaba a cumplir esta meta el 60% de la construcción sería formal y se cumpliría el propósito de generar oferta para todos los sectores, tanto en áreas rurales como urbanas, para gente que quiere comprar o construir.

El Estado ofrece un Bono del Buen Pagador, que ahora recortó, y un Bono Familiar Habitacional. ¿Cree que están en el nivel adecuado?

Se anunció que se entregarán S/ 4.500 millones adicionales en subsidios del Bono Familiar Habitacional, vemos que es difícil cumplir la meta de 150 mil viviendas por este mecanismo pero es bueno que se destinen más recursos para subsidios del Estado. En el caso del Bono del Buen Pagador, que es para el crédito MiVivienda, hubo una restricción, con los mismos S/ 4.500 millones se deberían impulsar todos los programas, planteamos que se construyan 100 mil viviendas por el lado de MiVivienda y otras 100 mil por el lado de Techo Propio.

El Bono del Buen Pagador está en el rango de S/12.000 y S/14.000. ¿Dónde podemos conseguir viviendas que se ajusten a esos subsidios?

MiVivienda puede financiar viviendas hasta US$ 45 mil y salvo 7 u 8 distritos con precios altos, la población puede conseguir departamentos con esos precios. Sin embargo, el grueso de la demanda está en el rango de los US$ 45 mil y US$ 80 mil, que es el segmento que ha dejado de ser atendido por MiVivienda, y donde hay más oferta. Por cada vivienda de menos de US$ 43 mil hay 4 viviendas de hasta US$ 80 mil, hay viviendas en todos los distritos de Lima, en Villa El Salvador, Puente Piedra, Carabayllo, donde antes no había.

¿Y la demanda en estos distritos es significativa?

Por cada demandante de vivienda en San Isidro, Miraflores, Surco y San Borja hay cinco que quieren vivir en Lima Norte y otros cinco que quieren vivir en Lima Sur y Este. En realidad, el grueso de la demanda está en los segmentos de ingresos medios y bajos. Generar vivienda accesible y sostenible es el reto, que comprende no solo los precios.

Justamente, sobre planificación urbana, ¿cuán importante es que se construyan departamentos en zonas donde quizás no hay acceso al agua las 24 horas del día?

No se puede concebir una vivienda sin agua, es uno de los cuellos de botella por el cual no se producen suficientes viviendas para los sectores bajos. Ahí entra nuestra propuesta del sinceramiento de las tarifas y el otorgamiento de subsidios al consumo de familias que no pueden pagar, así se asegura que la infraestructura llegue a todos los peruanos, que se puedan mantener en el tiempo, sobre todo en un entorno de recesión, como el que vive el sector construcción en este momento.

¿Es posible que el gobierno dé marcha atrás y facilite la compra de viviendas de forma más ventajosa para las familias?

El gobierno tomó varias medidas, algunas deben ser rectificadas, pero es imposible construir 500 mil viviendas si no se entiende que el 90% de la demanda está en los sectores medios, medios emergentes y pobres no extremos.

Te puede interesar