Alfredo Thorne: “Lo que tratamos de impedir es que la economía se desacelere” | VIDEO

Alfredo Thorne Vetter. Doctor en Economía por la Universidad de Oxford (1986). Fue economista senior en el Banco Mundial y director ejecutivo en J. P. Morgan-Chase. Ministro de Economía y Finanzas (MEF) desde el 28 de julio de 2016.

19 Mar 2017 | 3:09 h

En medio de la crisis por las lluvias, huaicos y demás problemas climáticos, La República conversó con el ministro de Economía, quien detalló los fines que se le dará al presupuesto de emergencia dispuesto para esta situación. Thorne insiste en que el crecimiento del país será de 3,8% este año, pese a los desastres generados en el norte y el centro del país, meta que confía alcanzar con una serie de medidas como la subvención de EsSalud a las empresas que contraten jóvenes, programa que daría empleo a 50 mil trabajadores al año. Ratificó la idea de que es posible reconstruir el país del desastre y continuar con la organización de los Juegos Panamericanos del 2019.

PUEDES LEER: Thorne: "En el gobierno anterior, Odebrecht controlaba nuestros proyectos de inversión"

Vivimos días difíciles por los problemas con el clima. ¿Qué está haciendo el ministerio, el Gobierno, en esta materia?

El Gobierno, como lo han visto, está muy enfocado en atender las necesidades del ciudadano, el Gobierno entero se ha distribuido distintas zonas, ayer (el jueves) yo estuve en el sur, mañana (sábado) estaré en otras partes, esta noche (viernes), tendremos una reunión en el Centro de Operación de Emergencia Nacional (COEN), donde vamos a distribuir quién va a dónde. Lo importante es dar un mensaje de tranquilidad, de que estamos listos para ayudar a la población, al ciudadano.

Pero, parece, que la gente no lo siente así. Muchos piensan que no se están ensuciando los zapatos en la emergencia.

Sí nos estamos ensuciando los zapatos, pero a veces hay que hacer un trabajo de 'ensuciarse los zapatos' y otras veces un trabajo de escritorio. Tenemos que reorientar los recursos adonde más se necesitan, y eso es lo que hemos hecho hoy (viernes), con el decreto de urgencia y dos reglamentos: uno que flexibiliza los fondos de desastres y un segundo reglamento que determina las exoneraciones tributarias para las donaciones de alimentos.

¿Estamos hablando de S/ 5.500 millones, que era lo anunciado, más S/ 1.500 millones para planes de contingencia?

Estamos hablando de un apoyo a la emergencia. Hemos hecho una asignación adicional de S/ 1.500 millones, con lo que ya había en el presupuesto esto suma S/ 2.500 millones solo para emergencia. Además, hemos hecho asignaciones presupuestales que eran parte del programa de impulso para evitar que la economía se desacelere y lo que hemos puesto es un crédito suplementario de S/ 4.400 millones, más los recursos del Foniprel (Fondo de Promoción a la Inversión Pública Regional y Local) que son S/ 1.100 millones, eso suma S/ 5.500 millones, de los cuales S/ 1.500 millones fueron a la emergencia.

¿A dónde irán esos S/ 1.500 millones?

En la primera parte asignamos S/ 100 mil a cada municipio declarado en emergencia, esto lo determina el Indeci, y hacemos un fondo para rehabilitación y reconstrucción, ahí de lo que estamos hablando es de viviendas damnificadas, ayudarlos a reubicarse mediante el Bono Familiar Habitacional y una serie de herramientas. Esto, estimamos, durará todo este año.

¿Puede indicarnos cuánto será el impacto en la producción nacional?

Nosotros calculamos que el paquete entero es más del 1% del Producto Bruto Interno, si sumamos los distintos fondos para emergencia y desastres más los S/ 5.500 millones que hemos asignado. Pero lo importante es, yo pienso, no perderse en lo grandes números del PBI, sino llegar al ciudadanos que hoy está sufriendo, que está tratando de cruzar el río porque no tiene puente, que no tiene agua, que, como lo hemos visto en Piura, sus casas se están hundiendo y tienen el agua hasta las rodillas.

Pero la crisis, las complicaciones climáticas, ¿cuánto de impacto tendrían en el crecimiento del país este año?

Lamentablemente, los cálculos del PBI no hacen un estimado del efecto de la destrucción del activo fijo, lo único que el PBI calcula es su crecimiento, lo que veremos es el aumento del gasto (que es el 0,7%) que estamos asignando, más el dinero de desastres que en total llega al 1% del PBI.

Esto implicará la reconstrucción nacional, lo que llevará a una mejora del sector construcción, que generará empleo. ¿Esto dinamizará la economía?

Estamos haciendo una parte que se llama ayuda en desastres y se trata de compensar el deterioro de la propiedad y, además, el impulso económico que son seis medidas, la fiscal, otra muy importante es la que estamos haciendo con 'Trabaja Perú', en la que personas van ayudar a distintas zonas a los pobladores a quitar los escombros, levantar las casas, para eso se asignaron S/ 67 millones que van dirigidos al Ministerio de Trabajo. En cuanto al impulso fiscal, como sabemos que el gasto privado se va a desacelerar por el caso Odebrecht y las otras suspensiones de proyectos, lo que estamos tratando de hacer es compensar la disminución del gasto privado con aumento del gasto público. Simultáneamente, estamos trabajando en muchos de los contratos y se están transfiriendo a otros concesionarios.

Lo que implica que el estimado de 4,9% de crecimiento para el año...

Nosotros revisamos esa cifra a 3,8%, cuando sucedió el efecto de Odebrecht. Seguimos manteniendo el 3,8%.

¿Pese a la crisis climática?

En este momento es difícil decir con certeza cuál será el estimado. Lo que estamos haciendo es política económica, es decir, lo que nos toca como Gobierno es asegurarnos que la desaceleración de la economía sea lo mínimo posible y para eso estamos usando la política fiscal.

Algunos economistas señalan que el crecimiento será de 2,5%. ¿Usted lo cree así?

Mira, yo soy por naturaleza una persona positiva, yo pienso que lo que estamos tratando de hacer es impedir que la economía se desacelere, hoy día, estamos haciendo este programa de impulso y si pensamos que la economía sigue débil, continuaremos trabajando en esa dirección. No nos vamos a rendir frente a estos eventos inesperados, como las intensas lluvias o el shock de corrupción que estamos experimentando. Estamos comprometidos a mantener la economía creciendo más o menos a un ritmo de 4%, que es lo que hemos dicho.

Confiep señala que podríamos crecer 3,5%.

Hoy cada cual tiene su número y nosotros tenemos el nuestro. La diferencia es que nosotros sí podemos tomar acciones. Sería importante impedir este negativismo y que como país tengamos la certeza de que vamos a salir adelante. Ya nos ha pasado antes, y hemos salido airosos, ahí es donde hay que concentrarse.

¿Cuál es su llamado al empresariado?

Yo pienso que están trabajando con nosotros. Tenemos un grupo que está recibiendo las donaciones, estamos recibiendo bastante ayuda empresarial. Sí están trabajando con nosotros, obviamente tenemos a los críticos del Gobierno y habrá que probarles en el futuro que las cosas no fueron tan mal como ellos pensaban.

Entre las críticas de Confiep está el que se debería dejar de hacer los Juegos Panamericanos 2019 y usar ese dinero a la reconstrucción del norte, pero el Gobierno ha dicho que hay dinero para ambas cosas.

Es como que usted diga ¿le echo gasolina o le cambio de llantas a mi carro? ¿Usted qué hace?

Las dos cosas...

¡Es exactamente lo mismo! La gente se está confundiendo. Nosotros tenemos que responder a la emergencia y los Panamericanos no tienen nada que ver con la emergencia. El dinero de los Panamericanos hoy no existe, entonces no tendríamos beneficio de reasignar partidas del presupuesto, porque ese dinero aún no está presupuestado. Los Panamericanos es algo que pasará en el 2019, cuando probablemente ya nos hayamos recuperado de los golpes adversos.

Por lo tanto, hay capacidad para ejecutar los Panamericanos.

Creo que el desafío como funcionario público es atender todas las necesidades que tiene el país, una de ellas es darle la capacidad de dar deportes, y que la población, sobre todo la juvenil, esté muy orientada en trabajar y esparcirse y que tenga un balance de vida, esos son los Panamericanos. Sabemos desde la Grecia que siempre tiene que haber un balance entre la distracción y el trabajo, y es lo que tenemos que buscar.

Una de las medidas reactivadoras anunciadas recientemente es que el Estado cubra con un 9% por EsSalud para las empresas, con la finalidad de que contraten jóvenes.

Para los jóvenes. El beneficio no es a la empresa, sino a la población juvenil que hoy tiene 90% de informalidad y cerca de 25% de desempleo, no es para las empresas, es al joven...

Pero son las empresas quienes pagan ese 9% por concepto de EsSalud.

La pagan, es una prestación que le dan al trabajador. Soy yo trabajador que me veo beneficiado. La prestación de salud es en favor del trabajador y no del empleador.

¿Se ha estimado cuánto costará esta subvención?

Hemos estimado que esto costará relativamente poco. Nosotros hemos calculado que habrá 50 mil nuevos puestos de trabajo, entonces es muy fácil calcular el 9% de este monto y el próximo año nosotros esperamos que esta cifra vaya incrementando. La verdad es que el costo es muy bajo. Nosotros hemos pensado que puede costar entre S/ 30 millones y S/ 50 millones al año y esto, para nosotros, es un costo muy bajo y que generará mucho beneficio, sobre todo, a la población juvenil. Nosotros estamos tratando de conseguir que la juventud entre a trabajar, tenga su beneficio de salud y eso permite que se mantengan en el trabajo, entrenen y se enrumben en su vida laboral.

¿De dónde saldrán estos recursos?

Esto sale del programa de emergencia de los S/ 1.500 millones.

Se señala que estas medidas no van a generar formalización porque las empresas han recibido muchas ayudas, pero no pasó nada, la formalidad campea...

No es cierto, Colombia hizo un esfuerzo parecido y ahora la formalidad está en 50%. Sí hay experiencias, nosotros no nos estamos basando en la imaginación, hemos mirado otras experiencias donde se han logrado altos niveles de formalización. Colombia lo logró subsidiando la contribución a salud y les fue muy bien. Turquía tuvo una experiencia de formalización muy positiva, Malasia también, esto es una realidad, otros países ya lo han hecho y nosotros estamos tomando lo mejor.

¿Cómo viene la recaudación?

Viene bien, nosotros tomamos una serie de medidas en los decretos legislativos, tendremos una reunión en la Sunat, y vamos a ver la recaudación. Los estimados de S/ 4.400 millones, que es el crédito suplementario que estamos poniendo en el decreto de urgencia, son estimados de ingresos adicionales, no solo son tributarios, sino son otros tipos de ingresos que podría tener el país.

Siempre hay complicaciones por evasión y elusión. ¿Esto viene en aumento?

No. Tenemos las medidas de simplificación tributaria, la percepción de la Sunat ha cambiado radicalmente, el cambio del Impuesto a la Renta de las empresas que hemos subido de 28% a 29,5%, ahí vamos a recaudar más, la amnistía tributaria. Nos indican que la cosa va bien, hay mucha crítica de algunos segmentos de economistas que pertenecían al Gobierno anterior, pero bueno, las críticas son siempre bien recibidas, y ellos tienen derecho a defender su política económica que simplemente no funcionó tan bien.

¿En este contexto la propuesta del presidente PPK, de bajar en 1 punto porcentual la tasa del IGV continúa?

Está en un decreto legislativo y está programada para el 1º de julio, siempre y cuando se cumpla la meta de recaudación. Si la economía se desacelera, claramente, las chances de cumplir la meta son menores.

 

Con la colaboración de Javier Contreras.

Te puede interesar