Más del 35% de la inversión minera en Perú es de China

A toda máquina. Gigante asiático pisa fuerte en el país. No obstante, recomiendan que de la mano de la inversión exista un real compromiso ambiental con las comunidades.

20 Feb 2017 | 1:58 h

A pesar de la desaceleración del crecimiento de su economía La República Popular China aún mantiene, a nivel global, el apetito por proyectos vinculados a recursos naturales.

El gigante asiático consume el 20% del combustible y recursos naturales del mundo y el 83% de sus empresas en América Latina están vinculadas a estos sectores; un dato importante es que, pese a ser un gobierno socialista, en su gran mayoría se trata de empresas estatales. Se practica sin sonrojo la economía de mercado.

PUEDES VER: Casos de corrupción golpean la economía y el crecimiento de 2017 rondaría el 3,9%

A inicios del actual Gobierno el presidente Pedro Pablo Kuczynski viajó a este país, a sabiendas que hoy la China es el principal socio comercial del Perú e importa en promedio por arriba de los US$ 7 mil millones por año, siendo el cobre (con más del 60% de nuestra canasta exportadora) el producto clave.

Xi Jinping, presidente chino, devolvió la visita a su par peruano tras lo cual se firmaron 18 convenios bilaterales que demuestran el interés de ambas naciones de seguir estrechando vínculos económicos, sobre todo en el campo minero.

Cartera minera

Actualmente China tiene más del 35% de la inversión minera en el Perú, bastante alejado de países que sobresalían hace una década atrás como EEUU y Canadá.

Según información del Ministerio de Energía y Minas, a enero de este año, las empresas chinas tienen comprometidos US$ 10.189 millones de inversión en siete yacimientos mineros, mayoritariamente cupríferos.

Así tenemos al proyecto Pampa del Pongo (Arequipa), Galeno (Cajamarca), Don Javier (Arequipa), Explotación de Relaves (Ica) y Río Blanco (Piura), así como las ampliaciones de Toromocho (Junín) y Marcona (Ica), además del proyecto Las Bambas (Apurímac).

Inversión responsable

De acuerdo a un informe elaborado por la Universidad de Boston ("China en América Latina"), el aumento de esta inversión ha ido de la mano del incremento del conflicto social y medioambiental.

Paulina Garzón, directora de Iniciativa para Inversiones Sostenibles Chinas en América Latina (IISCAL), apuntó que durante la visita al Perú de Xi Jinping, se firmó el primer acuerdo ambiental de China con un país latinoamericano.

"Una de las razones de que este acuerdo se haya firmado podría ser porque China siente que debe mostrar que tiene un compromiso ambiental y social con el ambiente y las comunidades que están siendo afectadas por sus inversiones en el sector minero", dijo.

Sin embargo, Garzón acotó que un elemento por considerar es que los bancos y las empresas del gigante asiático han adoptado directrices ambientales y sociales para los préstamos e inversiones chinas en el exterior que, aunque no sean de carácter obligatorio, su incumplimiento tiene impactos en su capacidad de lograr crédito y autorizaciones de las propias entidades chinas para seguir realizando proyectos en el exterior.

Emily Greenspan, especialista de Oxfam, destacó que la política del Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM), conformado por 23 grandes empresas del sector presentes en más de 800 proyectos en el mundo, publicó la “Declaración de posición sobre la minería y los pueblos indígenas", donde tomó una posición muy clara en el respeto del Consentimiento Previo, Libre e Informado.

Te puede interesar