Stranger Things

La nueva vida de Millie Bobby Brown

A pesar del acoso de medios que quieren presentarla como una adolescente sexy, la joven estrella de Stranger Things, la exitosa serie de Netflix, prefiere encarar a la fama de manera inteligente, sin llamar la atención, paso a paso.

Redacción LR

Lunes, 13 de Noviembre del 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este año ganó tres millones de dólares entre el pago por su participación en la serie de Netflix que la hizo famosa, comerciales, videos musicales y un contrato para aparecer en la secuela de Godzilla en 2019. Aunque solo tiene 13 años, algunos medios como la revista W no pueden evitar ponerla en la lista de actrices sexys de la televisión, una jugada arriesgada considerando que cada día surge una nueva denuncia de acoso en Hollywood. El diario Los Angeles Times, por ejemplo, denunció hace dos semanas a un representante que abusaba de actores quinceañeros.

Millie Bobby Brown saltó al estrellato de forma fulminante, bastó que apareciera en julio de 2016 en la serie Stranger Things interpretando a Eleven, una niña rapada con poderes sobrenaturales y un vocabulario de poco más de 200 palabras. La serie se centra en las aventuras de un grupo de niños de Indiana, a principios de los ‘80, y su encuentro con lo sobrenatural.

Hace muy bien Millie en no querer vivir en el circuito actoral de Los Ángeles. “Se vive muy rápido ahí”, asegura. Prefiere residir en Atlanta, donde se filma la serie, y puede tener una vida más normal.

Sus padres se mudaron de una ciudad inglesa a Orlando (Florida) con sus cuatro hijos a cuestas, arrastrados por Millie, por entonces de ocho años, y sus vehementes deseos de convertirse en actriz. Hizo papeles chicos en series de TV hasta que los hermanos Duffer la descubrieron cuando tenía once años y la lanzaron al estrellato.

 

Las fotos que no quiere

 

Aunque le encanta ser modelo –firmó para la agencia IMG, es la cara de Converse y en enero debutó en una campaña de Calvin Klein– se da cuenta de que algunos estilistas le ofrecen hacer fotos que están mucho más allá de su edad. “Me piden que me ponga tops cortitos y les digo que no, que recién voy a posar así a los 18”, comenta, fiel a su filosofía de “ir paso a paso”.

Igual, entre tantas producciones de revistas y alfombras rojas siempre a alguien se le pasa la mano con el maquillaje, haciendo que parezca mayor. El día de Halloween contaba que le tiene miedo a la oscuridad y a los tiburones, mientras miraba divertida a los periodistas grandulones de un famoso programa matutino disfrazados de Thor y de la Mujer Maravilla.

Ross Duffer, uno de los dos hermanos creadores de la serie, la compara con Tom Cruise, por su “inteligencia emocional” y la forma en que entiende cómo comportarse ante una cámara. Es mucho más sabia que lo lógico para su edad, coinciden todos los que trabajan con ella. Debe ser por eso que armó un sistema de filtros por el cual, si quieren sacarle fotos para una nota hay que pasar primero por su madre, luego por sus agentes y finalmente por su padre, que es el que en la familia Brown tiene la última palabra.

 

Millones de seguidores

 

Su hermana de 23 viaja con ella a todos lados (y ojo que también corre peligro en los tiempos que corren, que alguien le avise a los padres). Tras su debut como Eleven pasó de tener 25 seguidores en Instagram a cuatro millones. Es amiga de Miley Cyrus y sueña con convertirse también en cantante.

Su influencia es poderosa en las redes sociales. Hace quince días, cuando debutó la segunda temporada de su serie, rompieron el récord de menciones en Twitter con más de tres millones.

Millie dice que quiere vivir su vida paso a paso, mientras planea ir a la universidad en cinco años. Ya ganó un premio MTV como mejor actriz y estuvo a punto de ganar el EMMY como actriz de reparto.

En las pausas de la grabación deja el teléfono de lado y juega con sus compañeros de elenco al Monopoly y a las cartas. Se hizo muy amiga de Sadie Sink (15) que se agregó este año al show y con la que ya organizaron viajar a Mexico de vacaciones con sus familias.

Stranger Things tiene un universo paralelo y Hollywood también. “Actuar para mí es como respirar”, declara inocente. Hay que cuidar a Millie. Es talentosa y queremos verla madurar como actriz sin caer en manos inescrupulosas. Necesitamos con urgencia que haya historias que tengan un final feliz.

Tomado de El Clarín

Te puede interesar

Nuestras portadas