Y una noche volvió la garra crema

Reacción. Juan Aurich ganaba 2-0 con goles de Tejada pero en el segundo tiempo la ‘U’ empató con anotaciones de Ruidíaz y Guastavino que, al final, casi concreta el 3-2. Gran partido.

11 Feb 2016 | 23:30 h

Ahora se juega con pelotas más modernas y las camisetas por poco y vienen con aire acondicionado. Sin embargo la emoción del fútbol, la pasión por el juego no cambió. Es la misma de ayer y seguramente la misma de mañana. Hay que esforzarse para encontrar la hoja de ruta durante noventa y pico de minutos, sobre todo cuando una mano salvadora o un fuera de juego fino terminan siendo directos cómplices para llegar a vestuarios con la cara larga.
 
La ‘U’, su historia lo dice, sabe de superar adversidades, de seguir poniendo el pecho caliente cuando la situación congela la esperanza. Por eso, en un Estadio Nacional con gran asistencia y lindo marco, apostó por el rompanfilas del coraje para no bajar los brazos cuando el marcador electrónico golpeaba la ilusión crema al señalar el 2-0 a favor del Juan Aurich. Y eso que Universitario arrancó bien. Trepó Chávez por la derecha y generó una ocasión en el amanecer del partido. Luego Andy Polo se inventó una jugada a la carrera para recordar su mejor nivel que parece estar cerca de volver, pero el golero Gallese sacó una mano fantástica. 
 
Buscó por aire, mar y tierra pero el ‘Ciclón’ encontró el momento de soplar de contra para hacer daño. A los 16’ Luis Tejada se perdió el 1-0 porque el remate bombeado le quedó largo pero al minuto, en una jugada calcada en donde nuevamente los centrales García y Benincasa se dejaron ganar la espalda, el ‘Pana’ definió por encima de Raúl Fernández. El panameño, con su experiencia, se metió con la facilidad que entra un cuchillo caliente en la mantequilla. Esta defensa crema no anticipa, juega en línea y francamente da la misma confianza que practicar ciclismo un sábado de verano por la Panamericana Sur.
 
Miguel Trauco, el lateral izquierdo que tiene salida clara y muestra nivel de selección, concretó una gran acción que Ruidíaz aprovechó pero el juez Henry Gambetta cobró el fuera de juego. Así, con el mazazo de la frustración a cuestas por el gol que no fue, una nueva desinteligencia defensiva le pasó factura al equipo de Chale. Se perdió el balón al medio, Buitrago, otro panameño, lanzó para Tejada, que definió esta vez cruzado ante la salida apurada pero igualmente tardía ya del golero Fernández.
 
Pero ya está dicho. A la ‘U’, sobre todo con su gente siempre empujando desde la tribuna, nunca se le puede dar por vencido sin que la historia acabe. Gambetta reanudó el juego con su silbato tras el descanso y pese a que en un primer tramo del segundo tiempo Aurich pudo lograr el tercero –Buitrago y De la Haza  tuvieron buenas oportunidades– ‘Orejas’ Flores se echó a jugar y a los 68’ ‘limpió’ la cancha para ceder a Trauco que tiró el centro con el que Ruidíaz fusiló a Gallese.
 
Con temple y fútbol, la ‘U’ siguió porfiando y una pared entre Flores y Guastavino acabó con un gran remate del uruguayo para el 2-2. Después, ‘Guasta’ estuvo cerca de desatar la locura colectiva en el Nacional al coquetear desde muy cerca con el tercero. Fue empate en un muy buen partido. Atrás hay mucho por corregir pero hay corazón y ganas de renovar la histórica garra crema.

Guastavino: “Casi lo volteamos”

Diego Guastavino, al término del partido, resaltó la actitud de la ‘U’ para no claudicar ante la adversidad, pues tras ir perdiendo 2-0 luchó hasta igualar 2-2. “En la segunda etapa despertamos y estuvimos cerca de voltearlo.
 
Fallamos muchas ocasiones de gol. Lamentablemente solo nos llevamos un punto. Me voy con un sabor amargo, pero el domingo tenemos que darle un triunfo a nuestra hinchada que nunca desmayó en alentarnos”.
 
Por su parte, Luis Tejada, quien anotó un doblete en el arco de Raúl Fernández, apuntó: “Empatamos ante un equipo que despertó gracias a su hinchada que lo alentó en todo momento. Fue un partido muy intenso en el que cualquiera pudo ganar”.

 

Te puede interesar