Barcelona derrotó 4-0 al Real Madrid : lo ganó con ‘Cerebro’

Baile. Con una imponente actuación de Andrés Iniesta, que también anotó un gol, Barcelona humilló 4-0 al Real Madrid de visita en el Santiago Bernabéu. Luis Suárez (2) y Neymar anotaron los otros goles de los catalanes que hicieron un partido perfecto. Los hinchas los terminaron aplaudiendo.

22 Nov 2015 | 2:29 h

Madrid.
 
A veces solo queda rendirte y aplaudir. Aunque sea el rival eterno, el otro candidato al título, la antítesis de tu idea. Aunque te estén bailando en tu casa y no te hayan avisado que está la música puesta, que te darán vueltas y harán piruetas contigo. El Real Madrid solo vio pasar el balón muchas veces delante suyo y tuvo que ir a un ritmo impuesto por el rival. Fue sometido a la voluntad del Barcelona que se presentó en el Santiago Bernabéu para convertirlo en el teatro de los sueños, en una sinfonía donde todos tocaron afinados y aunque el hombre orquesta (Lionel Messi) solo estuvo algunos minutos, la obra ya estaba terminada porque hubo un ‘Cerebro’ detrás de esta goleada inolvidable.
 
Andrés Iniesta fue el mago de esta fantasía, sacó siempre un truco diferente para superar a su marca, pases milimétricos y anotó un gol de antología. Fue tanta su influencia, tan importante su participación que cuando fue cambiado hasta los hinchas del Real Madrid lo aplaudieron. Un deja vú de lo que pasó hace diez años, cuando todos se pararon después del show de Ronaldinho.
 
Hay que aplaudir porque lo que se vio pocas veces se repetirá. El arte le ganó a la prepotencia de los merengues, a los intentos del local por buscar un gol que nunca llegaría por falta de argumentos pero también por una actuación descomunal del portero Claudio Bravo. A veces también juegan los héroes y ayer el chileno fue ‘Superman’ para volar por todo su arco y ahogar los gritos de celebración de Cristiano, Benzema y compañía.
 
Iniesta derrochaba elegancia en la cancha, jugaba con frac y chimpunes. En cada paso tenía garbo, en cada habilitación más que un golpe era una caricia al balón. Ha sido el  gran ‘Cerebro’ de esta victoria que empezó cuando Sergi Roberto se cansó de su rol secundario, corrió a campo rival y dejó solo a Luis Suárez, un ‘Pistolero’ que tenía la cacerina cargada.
 
Su primer disparo fue con clase, tres dedos, a un lado de Keylor Navas que no recibía un gol en ese estadio desde enero. Toda racha tiene su final, nada dura para siempre. Era el inicio del descalabro merengue. Real Madrid intentó reaccionar a patadas. Hizo faltas constantes para ver si así atemorizaba a los blaugranas a dejar de jugar como siempre lo hace. Pero es imposible quitarse esa identidad, necesitaría una transfusión de sangre, una amnesia permanente para perder sus valores. Aguantaron las patadas y respondieron con fútbol.
 
James no fue un agente 007 sino cualquier Rodríguez menos el colombiano que suele deslumbrar. Esta vez terminó en las penumbras, escondido entre los escombros de un equipo que se fue apagando con el correr de los minutos. Mientras eso pasaba, Iniesta solo brillaba más fuerte. Su luz fue un pase entre líneas que dejó solo a Neymar que armó su propio carnaval dentro del área. Debajo de los brazos de Navas, por ahí entró el balón.
 
Dos golpes para tener contra las cuerdas al Madrid que en el complemento intentó reaccionar a su estilo. Con velocidad y fuerza. Un desborde de Marcelo pudo terminar en el descuento pero su tiro se fue desviado y luego las manos salvadoras de Bravo aparecieron cuando James sacó un tiro que se metía en el ángulo inferior. Fueron los momentos más difíciles del Barcelona que guardó la compostura hasta atacar nuevamente.
 
Entonces siguió el monólogo de Iniesta que hizo una pared de lujo con Neymar para terminar con un remate perfecto, imposible para Navas. Esa fue la sentencia, el golpe que tumbó a la lona a los merengues. Le hicieron la cuenta y no se levantaron más. Un año y siete meses después, el ‘Cerebro’ vuelve a anotar en el mismo escenario. Ese es el camino a la felicidad.
 
Luis Enrique, DT del Barcelona, decide mandar a Lionel Messi al campo. Después de casi dos meses regresa la ‘Pulga’ en un mensaje subliminal de que querían que sea una goleada histórica, que sea una página que siempre se quiera leer en este libro precioso de clásicos españoles. Bravo le tapa un mano a mano a Cristiano y en la siguiente jugada, Messi rompe líneas, Neymar deja solo a Suárez y el ‘Pistolero’ vuelve a disparar. Con la víctima en el piso, con Navas pidiendo por clemencia, la pone a un lado.
 
4-0 y los hinchas locales se empiezan a ir del estadio. A gritarle al presidente de su club, Florentino Pérez, que es mejor que renuncie, que no quieren verlo más. Se rompió el amor, ese que no tiene Rafa Benítez, técnico merengue, con sus jugadores. No tienen ‘feeling’ y eso lo saben los referentes. Ahora tendrá el DT que armar un rompecabezas para tentar una recuperación que sonará a milagro. Sus cimientos han sido dañados.
 
Por eso en las tribunas los hinchas sacan pañuelo blanco. Piden que se pare esa masacre. Los pocos que se quedan se confunden en un silbido que intentan disimular con música en los parlantes. Nada tan dramático para los locales, un partido perfecto para la visita que tuvo un ataque demoledor pero también un arquero heroico. Benzema y Cristiano vieron cómo volaba para sacar sus remates.
 
La prepotencia se va convirtiendo en impotencia cuando Isco pateó a Neymar que se iba buscando el quinto gol. Se quedaron con diez jugadores, mientras Barcelona rotaba el balón a su antojo, en tanto los bailaba sin música. Nunca tan afinados, nunca tan perfectos. Líderes con seis puntos de ventaja, con un ánimo de campeón y con contundencia. El Barcelona sigue bailando aunque ha terminado el partido, está caminando por las nubes de dejar claro que el fútbol también puede ser arte.

Reacciones

“Sería absurdo no creer en el entrenador. Con Ancelotti había más afinidad porque tenía dos años. Es momento de estar unidos con el técnico”
- Sergio Ramos. Defensa del Real Madrid.
“No es tan fácil jugar aquí. Hay más igualdad y en los últimos años hemos ganado bastante más que ellos. La historia del Barza es otra sin duda”
- Sergio Busquets. Volante del Barcelona.
“Nos hemos enfrentado a un buen equipo, hemos tenido errores y hemos ido pagando estos errores. Ahora lo único que nos queda es recuperarnos”
- Rafa Benítez. Técnico del Real Madrid.

“Iniesta es patrimonio de la humanidad”

El técnico del Barcelona, Luis Enrique, se rindió en elogios para Andrés Iniesta, un jugador clave para ganarle al Real Madrid con tanta claridad. “Iniesta es patrimonio de la humanidad, no solo de los culés y del Barza. Entiendo los aplausos. Es un jugador único, con magia, tiene ojos en la nuca...”. Por otro lado, destacó la importancia de ganar en el Bernabéu. “Este triunfo sabe a gloria bendita porque es el eterno rival.
 
Aparte de ganar, ser tan superior como hoy es difícil. Este partido pasa a la historia. Es memorable para todos los culés”.
 
También comentó sobre el regreso de Lionel Messi, aunque solo fue por algunos minutos. “He ido hablando con Messi y Rakitic y hemos tomado lo que creíamos que era la mejor decisión. Ellos así lo han entendido también”.
 
Por otro lado, Andrés Iniesta apuntó: “Creo que hemos hecho un partido francamente completo en todos los sentidos. Son seis puntos de distancia, pero todavía queda mucha liga”.

En cifras

91 victorias tiene Barcelona sobre el Real Madrid en la historia de los clásicos.
 
20 meses tuvieron que pasar para que Iniesta vuelva a anotar en la liga española.

Te puede interesar