En Lima se definirá paso al Mundial FIFA no levanta castigo a Guerrero

conquistó un punto de oro en Wellington. Jugando al ras del piso, el elenco nacional dominó todo el partido ante Nueva Zelanda, pero no pudo definir con claridad. En Lima tendrá que ganar para ser protagonista del máximo torneo de fútbol el 2018.

"Esto es injusto" dice el 'depredador'

11 Nov 2017 | 6:00 h

El destino se sigue empeñando que este bendito sueño no se vuelva realidad. Teniamos la esperanza que en Wellington nos acerquemos al objetivo, pero parece que estamos destinados a sufrir. Todavía no podemos empacar, porque el Mundial de Rusia 2018 hasta el momento no es una realidad.

Hay que tranquilizarse, que las pulsasiones se vayan disminuyendo. Nada está perdido, solo se han jugado 90 minutos de 180, hay la esperanza que hay segunda parte. Nueva Zelanda y Perú igualaron a cero. En las Eliminatorias se huviera festejado un empate fuera de casa, pero esta vez dejó un sinsabor. Por fortuna toda se define en el histórico Estadio Nacional , donde en 1982 se festejó la clasificación al Mundial de España 1982. Donde este equipo nos hizo vibrar con cada triufo que lo colocó en esta llave de repechaje.

Ahora este 15 de noviembre a Perú solo le basta ganar, para alistar maletas y empezar una aventura añorada.

Perú no se asustó por el ritual ‘Haka’ que Nueva Zelanda utiliza para intimidar al rival. La ‘Bicolor’ lo tomó como una broma y saltó al campo convencido que su buen toque de balón que lo llevó a estas instancias, le bastaría para alcanzar el tan ansiado gol y desfogar ese nudo que está estancado en nuestras gargantas por 35 años.

Los primeros minutos, hicieron que los cerca de cinco mil hinchas peruanos que asistieron al estadio Westpac gritaron con mucha fuerza, flameen la bandera nacional con orgullo y besen el escudo de su camiseta en reiteradas ocasiones.

El dominio estuvo cerca de reflejarse en el marcador. Jefferson Farfán, estuvo cerca de ser el causante que los más de 30 millones comenzamos a gritar con locura. A los 6’ la ‘Foquita’ luchó un balón en el área neozelandes y logró empujar el balón. Lamentablemente el arquero, Stefan Marinovic alcanzó la pelota antes que pase la línea de gol.

La visita comenzó a utilizar las bandas para hacer daño. Estuvo cerca de concrecarlo, pero el centro de André Carrilo se paseó por el áera local.

Sin embargo de un momento a otro pasó lo impensado. Los ‘All Whites’ comenzaron a ganar espacios, apoderarse de las acciones. Kosta Barbarouses realizó un remate que pasó cerca del arco de Pedro Gallese. Perú buscaba salir de esa presión. Yoshimar Yotún no estaba claro con los pases de larga distancia como si lo estuvo en la Eliminatoria. Además no estaba su mejor socio como es Paolo Guerrero, quien se hizo extrañar.

Farfán ocupó el puesto del ‘Depredador’, pero no tuvo la capacidad de un ‘9’ con olfato goleador. Guerrero sabe recepcionar y proteger el balón. Es un atacante que sabe jugar de espaldas, que se las ingenía para dejar a los rivales en el camino. Por ello la frustación de no poder contar con el capitán y líder, se hizo presente.

Así culminó el primer tiempo, que dejó más bronca que certezas.

Sin embaro había que seguir remando. Por aquellos que en nuestro país pintaron las calles de rojo y blanco. Los que hicieron que el tráfico agobiante de nuestra capital no se vuelva tan tormentozo, con cánticos y sonrisas que eran la consecuencia de la ilusión de poder festejar un triunfo.

Por ellos, que de todas la provincias del país se pusieron de pie y alentaron sin cesar mostrando el orgullo que se siente ser peruano. Para los del Vraem a pesar de la lluvia lucieron la bandera nacional.

Por esos niños que entusiasmados le pedian a sus padres lucir la piel roja y blanca.

Eran razones suficientes para tener la esperanza de una reacción en el segundo tiempo. Un cabezazo de Aldo Corzo a los 17’ nos hizo levantar de los asientos, pero nos tuvimos que volver a sentar porque el guardameta, Marinovic en una buena reacción desvió el balón al córner.

La paciencia se estaba agotando. Más aun cuando se observaba a un desplicente André Carrillo, quien no fue aquel volante habilidoso y atrevido como se muestra en su club. Fue la decepción de la noche.

Los ‘Kiwis’ hicieron ingresar a su goleador, Chris Wood, quien no estuvó desde el inicio porque no se ha recuperado del todo de una lesión. Hizo daño a la defensa bicolor y fortaleció su ofensiva.

Pedro Aquino, Paolo Hurtado y Andy Polo ingresaron, pero la realidad de los peruanos no cambió.

Ahora queda esperar unos dias más para ver si ese sueño por fin se vuelva realidad. En caso se repita el marcador habrá tiempo extra, de persistir el marcador se definirá por penales.

Malas noticias para Paolo Guerrero. La FIFA desestimó el pedido cautelar que había presentado su abogado Pedro Fida para que le suspendieran el castigo de 30 días, impuesto por encontrarle una sustancia prohibida en una prueba de antidopaje.

Con ello, el ‘9’ del Flamengo perdió la esperanza de defender a la selección peruana en el partido de vuelta frente a Nueva Zelanda que se jugará el 15 de noviembre en Lima.

El ‘Depredador’, visiblemente afectado, rompió su silencio minutos antes de abordar un avión rumbo a Brasil.

“Le presenté a la FIFA un permiso para jugar el 15 y no me lo aceptaron. Estoy demostrando mi inocencia, no he hecho absolutamente nada, soy inocente. Tengo 16 años de carrera futbolística, me he sometido a diversas pruebas de antidoping y nunca he tenido problemas. Esto es muy injusto para mí. Me duele porque me están perjudicando en mi carrera, mi imagen y trayectoria. Me alejan de poder jugar con mi selección en dos partidos muy importantes. Nadie me para, sigo en la lucha, sé que probaré que soy inocente”, dijo Guerrero.

Además, el atacante señaló: “Siempre fui un ganador y voy a luchar contra esto. A esos pseudoperiodistas que están hablando cualquier cosa, que se informen bien porque ya han dicho muchas palabras esas personas, ahora ellos se harán responsables por todo lo que han dicho”.

Te puede interesar