Melgar: Tanque afina la puntería

Goleador. Emanuel Herrera fue incluido en la lista de viajeros a Ecuador para que juegue ante tu exequipo, Emelec. El argentino tiene 7 goles con Melgar.

23 May 2017 | 1:00 h

Jorge Jiménez

Le urge mejorar la puntería. Son más de cuatro veces que los remates que hace Emanuel Herrera no tiene destino de red, rebotan en el parante o en el travesaño del arco rival. Pelea todas las pelotas que le envían sus compañeros. Está en busca del gol los noventa minutos. El cansancio resulta ser su peor enemigo, en ocasiones el físico le juega una mala pasada aunque insistirá en la búsqueda del gol.

“Lo bueno es que ganamos, falta noventa minutos. Allá (en Cajamarca) tendremos más espacios para el ataque”, dijo el “Tanque” antes de levantar en hombros a Omar Fernández y ser su aliado en la pedida de matrimonio.

Melgar viajó ayer a Ecuador para terminar, de forma digna su participación en la Copa Libertadores.  

Emanuel Herrera está en la lista de viajeros, es el delantero con mejor producción, ya que Zúñiga, José Fernández, Chávez y Aguirre están en sequía.

Ayer, en Radio Programas del Perú, el argentino contó que sus compañeros le han hablado del clima variado del Perú y el mal estado del campo de juego en Cajamarca.

“Son climas distintos y eso por ahí a quien no está acostumbrado lo perjudica. Ahora nosotros tenemos la final en una cancha que yo no la conozco pero mis compañeros me han hablado que no tiene un buen césped, es sintético y no tiene un piso parejo”, dijo en el programa Fútbol Como Cancha.

Melgar jugará el jueves ante Emelec, el domingo a las 11:15 horas tiene su partido por la primera fecha del Torneo Apertura ante la U. San Martín y el miércoles 31 devuelve la visita a UTC en Cajamarca.

Los jugadores que no viajaron son Hernán Hinostroza,  Nilson Loyola,  Jean Barrientos  y Carlos Ascues por lesiones.

Emelec tiene 7 puntos en el segundo lugar de la tabla. 

PASÓ EL SUSTO 

“Pasé un gran susto, fue una dura experiencia. Lo que quiero ahora es volver a jugar”, refirió ayer Diego Campos, tras estar internado y con descanso médico por un fuerte golpe en la cabeza y en la columna.

El portero contó que no podía mover la pierna izquierda. “Recuerdo que me dijeron que no había posibilidad de que me cambien, resistí pero al final perdí el conocimiento. Felizmente pasó y estoy entrenando con el grupo”.

Asimismo, se dio tiempo de agradecer a todas las personas que le manifestaron su apoyo y pronta mejoría. Ante San Martín, el domingo, podría estar en el arco de Melgar. 

Te puede interesar