“YO CAPTURÉ A ABIMAEL”

El 12 de septiembre de 1992 agentes policiales del Gein atraparon al cabecilla de la organización terrorista más letal del país: Abimael Guzmán. Ellos cuentan cómo consiguieron la hazaña.

25 años después
de la Operación Victoria

Cuando el Perú se encontraba sumido en una espiral de muerte, miedo y desazón, el 5 de marzo de 1990 el Gein inició sus actividades con un solo y desafiante objetivo: ubicar y capturar al “presidente Gonzalo”, Abimael Guzmán, jefe máximo de Sendero Luminoso. Por primera vez las técnicas de inteligencia operativa se aplicaron para buscar a Guzmán con la convicción de que la detención derrumbaría la maquinaria homicida terrorista. Más de dos años de trabajo clandestino de vigilancia, seguimiento, búsqueda y golpes quirúrgicos a escondites claves, dieron sus frutos. Los protagonistas relatan en primera persona la exitosa e increíble experiencia de haber dado caza a un enemigo sin precedentes.

5

de Marzo de 1990 se creó el Grupo Especial de Inteligencia (Gein), al mando de Benedicto Jiménez.

30

meses y una semana fue el tiempo que le tomó al GEIN capturar a Abimael Guzmán y a su cúpula senderista.

58

años tenía Guzmán cuando fue capturado, el 12 de setiembre de 1992.