Libro ‘HHhH’ cuenta cómo se organizó la muerte del criminal nazi Reinhard Heydrich

11 Sep 2011 | 11:59 h

El escritor francés Laurent Binet narra el asesinato en 1942 de Reinhard Heydrich, el jefe de la Gestapo, en el libro titulado ‘HHhH’, que rinde homenaje a una de las hazañas "más simbólicas" cometidas por dos jóvenes checoslovacos.

Jan Kubis y Josef Gabcik son los héroes del relato sobre todos los que participaron en la Operación Antropoide, el plan británico de asesinato de Heydrich.

A Binet, profesor de Literatura en la Universidad de París III y crítico literario en la revista 'Marianne', le tomó 10 años para recopilar toda la documentación necesaria.

El atentado, perpetrado en Praga el 27 de mayo de 1942, es considerado por Binet como "uno de los mayores actos de resistencia de la historia humana".


Durante la Segunda Guerra Mundial, Reinhard Heydrich se ganó muchos apelativos, entre ellos "el verdugo de Hitler".

Publicado en español por Seix Barral, 'HHhH' es el acrónimo de "el cerebro de Himmler se llama Heydrich", uno de los sobrenombres dados por los miembros de las SS, organización liderada por Heinrich Himmler, el militar criminal alemán que fue brazo derecho de este, Reinhard Heydrich, quien era además jefe de la Gestapo, de la Oficina Central de Seguridad y protector de Bohemia y Moravia.

"La muerte de Heydrich no impidió el exterminio de los judíos, pero la increíble eficacia de la que dará muestras a lo largo de su carrera hace pensar que Hitler e Himmler se las habrían apañado muy mal sin él para planificar y diseñar la Solución Final”, dice Binet.


Heydrich fue herido de muerte luego de que el auto Mercedes Benz en el que viajaba fuera impactado con una granada.

Binet sostiene que la muerte del mencionado líder nazi fue "muy rentable", al considerar que las "terrible represalias", en concreto la masacre de la población del pequeño pueblo de Lidice, abrió los ojos al mundo ante la barbarie nazi y, de esa forma, Hitler "perdió la guerra de la propaganda" a nivel internacional.

"Lidice simbolizó la barbaridad del nazismo, al igual que Gernika simbolizó la barbarie del franquismo y del fascismo", resalta el novelista. (con información de EFE)

Te puede interesar