El boom latinoamericano, la astrología y Carmen Balcells

Una de sus más inesperadas facetas la reveló el documental La cláusula Balcells, que fue emitido en las actividades del Hay Festival. 

13 Nov 2017 | 6:00 h

La agente más importante de la literatura en español, Carmen Balcells, le entregó un cheque en blanco al revolucionario cubano Fidel Castro. Le dijo que pusiera la cantidad que quisiera si le entregaba sus memorias. 

Hasta donde se sabe, nunca el fallecido Castro puso una cifra, pero así era la capacidad negociadora de Balcells. Ella imponía sus propias reglas. Fundó su agencia a mitad del siglo pasado para representar a los más importantes escritores del boom latinoamericano, cuando eran jóvenes y nada famosos. Pesos pesados de la literatura como Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Julio Cortázar y muchos más, fueron sus clientes.

Una de sus más inesperadas facetas la reveló el documental La cláusula Balcells, que fue emitido en las actividades del Hay Festival. La valorada agente consultaba todas sus importantes decisiones a la astrología. “Estoy leyendo un libro nuevo suyo y quisiera saber como están sus astros y sus planetas”, es uno de los mensajes que enviaba a diario a su astróloga en cintas.

Xavi Ayén, guionista de este documental, explicó que este comportamiento vendría del mundo rural en que vivió en su natal Santa Fe de Segarra (España), “en donde las creencias van más allá de lo racional”. Hacía leer las cartas astrales de las personas con que trataba para ver si eran de fiar o para ver si era propicio firmar un contrato con algún escritor ese día. “Es una de las cosas más sorprendentes que hemos hallado, pero los autores y la gente que la acompañaba sabía que los astros para ella eran importantes”, dijo Ayén.

EL INICIO DE TODO

Antes de fundar su agencia, pudo trabajar como agente literaria para Carlos Barral, dueño en ese tiempo de la importante editorial española Seix Barral, pero 24 horas después cambió de opinión. Le dijo que no podía ser su agente y que más bien Barral era el enemigo y que iba a representar a los autores frente y contra él. Así empezó la historia del boom, porque sin ella este fenómeno nunca se hubiera disparado. La “Mamá Grande”, como la llamaban, dejó de existir en el 2015. 

Te puede interesar