Dos artistas del norte en Miraflores

bipersonal. Las piuranas Nelly García (fotógrafa) y Maricruz Arribas (pintora) inaugurarán una muestra de sus trabajos el martes próximo en Guzmán & Lazo Gallery.

11 Nov 2017 | 6:00 h

Juntas. Las dos son del norte, de Piura. Ambas optaron por el camino del arte, Nelly García juega con la luz y la sombra haciendo fotografía y Maricruz Arribas Berendsohn transita por las artes plásticas, en la pintura e instalaciones. La primera estudió Ciencias de la Comunicación y después Fotografía, entre Lima y Nueva York; la segunda, Arte en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Cada quien tiene un camino recorrido, en galerías peruanas y extranjeras.

Ahora, Guzmán & Lazo Gallery, de Miraflores, reúne sus trabajos en una muestra bipersonal, sin título, la cual se inaugurará el martes próximo.

Nelly García expone una serie de trabajos en los que se ha abolido la imagen. Un papel fotográfico, en tono negro, sirve de soporte para que la artista sume, interdisciplinariamente, el arte textil y el arte de la palabra: la poesía. La obra es un invitación llena de preguntas al espectador.

Arribas Berendsohn en esta ocasión ha dejado el caballete y la pintura. Ha trabajado el vidrio, el metal y la hojalata y ha creado una serie de flores que parecen haber brotado tras romper la dureza del cemento de la pared.

Nelly García ha hecho fotografía clásica, pero también conoce muy bien su relación nada pasiva con la fotografía.

“Desde la escuela –dice–tuve una posición bien rebelde con la fotografía porque desde el comienzo me interesó mucho descomponer la imagen, fragmentarla, utilizar otro tipo de materiales, no solo la imagen como imagen sino trabajar a partir de ella. Siempre he utilizado el lápiz, la pintura, el óleo, etc. Es decir, descomponer la imagen para volverla a componer”.

En su trabajo de hoy, ella ha hecho costuras a mano y, como trasfondo, ha escrito al revés los formidables versos de Blanca Varela.

“Me interesa más este tipo de trabajo, ya que es más orgánico, que habla más del proceso, que tiene más de lo que va sucediendo mientras lo haces y terminas obviando la imagen. Es una cosa muy contradictoria”, enfatiza la artista.

Maricruz Arribas presenta una instalación, pero ella dice que sigue pintando. Hacer instalación es solo una muestra de su libertad creativa.

“En la universidad –comenta– te enseñan sobre el arte contemporáneo, pero para hacerlo tienes que aprender todas las artes clásicas primero. Es decir, te dan una formación general con nueve reglas y en el último año te dan la décima regla, y esa es romper todas las reglas. Es el momento en que empiezas a crear, libre”.

Ella confiesa que sus trabajos en óleos duran mucho en secar, mientras tanto explora otras formas creativas.

“Así empecé como jugando con una tercera dimensión de los objetos. No me acuerdo cómo comencé con el tema de los vidrios. Fue todo un dilema porque en la universidad si te ponías a pintar flores te macheteaban. Y yo, varios años después, terminé haciendo flores. Me reía solita pensando qué diría Adolfo Winternitz, que quizás está dando vueltas en la tumba, al ver que su alumna querida esté haciendo flores (risas)”.

Pero no, el vidrio en el arte de Maricruz Arribas es un material cuya transparencia sirve para mirarnos a nosotros mismos.

el dato

  • LA FECHA. La muestra de las artistas se inaugurará el próximo 14 de noviembre en Guzmán & Lazo Gallery. Calle Independencia 494, Miraflores, a las 7 p.m.

Te puede interesar