Claudia Cisneros: Resistir e insistir

Combativa. Periodista reúne sus columnas escritas en La República en un libro donde propone luchar por los derechos humanos y contra la corrupción que vive el país. 

28 Jul 2017 | 16:08 h

César Hildebrandt dice “Claudia Cisneros resiste y denuncia lo que muchos quisieran que olvidáramos”. Efectivamente, desde su columna “De centro radical”, en La República, Cisneros ha alzado la voz fuerte y clara sobre los problemas que agobian al país: política, medio ambiente, corrupción, neoliberalismo y sexualidad han sido ventilados por su pluma siempre crítica. Hoy, todas esas columnas han sido reunidas en su libro Resistir e insistir (Ed. horizonte), que se presenta hoy en la FIL

¿Qué implica, como dice el título, resistir e insistir en el Perú? 

Implica tomar conciencia de que tenemos una voz, aunque somos una minoría, que debemos hacernos oír. El título es para recordar que resistir los embates de la política corrupta e insistir es nuestra responsabilidad ciudadana.

Las personas te escuchan. ¿Te consideras una voz para ellos?

Todos tienen una voz, si todas ellas se levantan, entonces nos van a hacer caso. Es un poder que no podemos dejar de ejercer porque los políticos sí tienen miedo a las calles por eso es que tratan de disminuirnos con adjetivos peyorativos como terroristas. 

¿Desde las redes también se puede hacer activismo?

Las redes ayudan a articular estas buenas intenciones, pero no basta con solo hacer crítica desde ahí, hay que participar de esas marchas en las que se necesita volumen de gente. 

¿Marchar ha cambiado el panorama del país? 

Hay marchas, como la “Ley pulpín”, en que resistir e insistir logró la victoria de la ciudadanía. Aunque si cambian o no las decisiones, los políticos no nos lo van a decir.

¿Crees que el olvido se planifica desde el poder?

Hay una confluencia de intereses. Existen partidos políticos organizados que representan una amenaza porque mal informan, mal forman o no informan a la gente. Además, tienen una estrategia para que la memoria histórica se olvide o se quede estigmatizada, devaluada y minimizada.

Al respecto, ¿qué debe hacer un periodista? 

Me da rabia y frustración hablar de cómo la prensa se acobarda ante los hechos, en los que ellos mismos son protagonistas. Cuando vulneran las instituciones, no entiendo cómo pueden ser neutrales.

¿Has pensado en militar en un partido político?

Por mi activismo, me han invitado a participar en política, pero no me sentiría cómoda porque para hacerlo tendría que negociar con el enemigo. Como independiente no tengo por qué tragarme esos sapos.

Hay muchas denuncias de corrupción. 

Con Odebrecht vemos que la corrupción se da entre políticos y empresarios. Que se haga público es alentador,  pero, a su vez, no lo es porque la noticia vino de afuera y nadie en la política se salva. 

El libro toca varios temas, menos educación. ¿Es acaso el hilo conductor? 

La raíz de los problemas es la falta de educación en valores. Querer al país no solo por su turismo o gastronomía, sino en sentir que eres parte importante y como tal tienes un rol que cumplir. }

El dato

Presentación. Hoy, 7 p.m. en FIL (parque Los Próceres, JM). Participan Mónica Sánchez y Renato Cisneros. 

Te puede interesar