El Perú no es una marca (II)

Numerosos comentarios al artículo anterior me obligan a una síntesis y una mejor reflexión. Hay quienes  inocentemente creen que Marca Perú es sólo una forma de promocionar el país y el turismo y punto.

Hay otros que piensan que el concepto mismo es equivocado, coincidiendo con el autor que poner a un país como marca es erróneo. No faltan además quienes creen que promocionar una imagen del Perú con una sierra prístina e indígenas coloridos es una distorsión. Encubre cómo los tratan en realidad –perros del hortelano, ciudadanos de segunda categoría– y, añadiría yo, cómo se trata a la naturaleza, al punto que un solo proyecto eliminará cuatro lagunas para extraer metales o usarlas de basurero.

Finalmente, insisto en que Marca Perú es parte de una ideología libremercadista que difunde el Estado y los privados desde 1990. Se propala deliberadamente como discurso, libros, telenovelas y slogans que pone el énfasis en el "éxito" y en los "emprendedores".

Síguenos en Facebook

ÚLTIMAS COLUMNAS

Iniciativa Eclesial 50° VAT II
Solidaridad y el bien común
Jueves, 30 de Marzo de 2017
Mirko Lauer
La OEA muestra los dientes
Jueves, 30 de Marzo de 2017
Mijael Garrido Lecca
El río suena
Jueves, 30 de Marzo de 2017
Diego García Sayán
Aprendizajes del terremoto del 70
Jueves, 30 de Marzo de 2017
La República
Reforma sin reforma
Jueves, 30 de Marzo de 2017
columnista invitado
La Católica. Luces y tinieblas
Jueves, 30 de Marzo de 2017