Edición Impresa del 30 de Diciembre de 2012

Carta de fin de año a mis hijos

Queridos niños:


Este año, como todos, vamos a pasar las fiestas en Lima, con los abuelos. Lima está linda, ¿verdad? Nuestros amigos están contentos en general, y la gente se ve optimista. Qué diferente a España, que está de mal humor, en crisis, en huelga, en recortes sociales.

Antes de que ustedes nacieran, era todo lo contrario. Yo vivía con los abuelos en el Perú, pero me vine a España a tratar de buscar trabajo en lo mío. Muchos amigos también emigraron. Ahí siempre había una crisis: yo pasé inflación, terrorismo, recesión, dictadura... Siempre algo estaba muy mal y se ponía peor. Era normal irse.

Ahora, cuando vayamos a Lima, veremos a mis amigos. Muchos tienen hijos de la edad de ustedes. A ustedes les sorprenderá ver que esos niños tienen nanas, unas chicas con uniforme que los cuidan incluso los fines de semana. Mis amigos no se criaron con nanas. Es que la economía ha crecido mucho en veinte años, y ahora les va muy bien. A nosotros en España nos va bien, supongo, pero no podemos pagar algo así. Aquí, ahora mismo, un profesional con estudios gana menos que en el Perú. En cambio, las nanas ganan muchisisisímo más.


Eso me gusta. Incluso en crisis, en España hay menos diferencias sociales que allá, y eso, chicos, mejora la vida de todos. Por ejemplo, podemos ir caminando a todas partes. Las ciudades españolas son más pequeñas y seguras que cualquier capital latinoamericana. Algunas son muy bonitas. Y aunque no tengamos dinero, ustedes tienen derecho a una educación y salud decorosas, al menos hasta este momento. Pero los sentimientos no dependen de cómo les vaya a los otros. Los españoles están enfadados porque tienen menos de lo que esperaban. Los latinoamericanos están optimistas porque tienen más (incluso las nanas, que antes ganaban aún menos que ahora).  

Si ustedes fuesen un poco mayores, niños, digamos unos sesenta años mayores, apreciarían la ironía de esta situación. Los presidentes de esta América Latina “rica” con grandes cifras de crecimiento son una galería de subversivos: un golpista militar, otro que no dio un golpe pero casi, una guerrillera, un líder tupamaro. En cambio en España el presidente es un señor de derechas de toda la vida, pero ha nacionalizado un banco, ha subido los impuestos y no consigue crear empleo. Créanme, chicos, lo nunca visto.

La lección de todo esto es: si ustedes creen que algún proyecto mejorará el mundo, defiéndanlo. Siempre hacen falta buenas ideas. Pero nunca piensen por consigna. Escuchen con atención a los demás. Analicen con frialdad lo que ocurre a su alrededor. El mundo de sus abuelos era más fácil: estabas de un lado o de otro: eras de derechas o de izquierdas. Sabías quiénes eran los buenos y quiénes los malos. El mundo que les va a tocar a ustedes es complicado, y todas las verdades pueden volverse mentiras en cinco años… o en cinco minutos.

Ustedes tienen suerte: podrán escoger de dónde quieren ser. Ya son peruanos y españoles a la vez. Y si les da por ahí, hasta podrán decidir que son catalanes y no quieren ser españoles. Yo respetaré lo que sientan. Pero tomen algo en cuenta: uno sabe de dónde viene pero nunca sabe dónde va a terminar. Crisis como las de Europa ya habían ocurrido en Perú en los 80, en México en los 90 o en Argentina hace diez años. Al parecer, esto se está convirtiendo en una lotería global. Así que sean de donde quieran, pero tengan siempre la maleta lista para huir.

¿Les parece triste? A mí no. Al contrario. El sentido de su vida no es algo que tengan que defender. Es algo que tendrán que buscar. Lo digo por experiencia: lo más maravilloso de mi vida, que son ustedes, estaba a 10.000 km del lugar en que nací. Y soy feliz por haberlo encontrado.

ÚLTIMAS COLUMNAS

Augusto Álvarez Rodrich
Lenguas y cultura vivas
Sábado, 29 de Agosto de 2015
Raúl Tola
Una lorna al poder
Sábado, 29 de Agosto de 2015
Eduardo Dargent
Instituciones y campaña
Sábado, 29 de Agosto de 2015
Mirko Lauer
Fotocheck político de agosto
Sábado, 29 de Agosto de 2015
La República
Personal médico del Perú
Sábado, 29 de Agosto de 2015
Jason Day
La película de mi primo
Sábado, 29 de Agosto de 2015