Edición Impresa del 29 de Febrero de 2012

Reconga

Mirko Lauer

La aparición de los peritos ha relanzado las noticias sobre el conflicto en torno a Conga. ¿Qué ha cambiado? Algunas cosas aparentemente nada. Gregorio Santos sigue atrincherado en sus posiciones desautorizadoras de la posibilidad misma del proyecto. El gobierno central mantiene su confianza en una salida técnica a los impases y en la influencia que tendrá su plan de desarrollo en la zona, que discretamente ha sido puesto en marcha.

Es posible imaginar dos veredictos de los peritos. Uno en que la zona es efectivamente declarada no explotable, lo cual daría al gobierno un argumento para desentenderse del proyecto. Otro en que se encuentra una salida ecológicamente sostenible que supondría un incremento de los costos de la empresa promotora. Esto estaría sometido tanto a la aceptación de Yanacocha como de las partes comprometidas con el proyecto en la población.


Cuando apareció la opción del peritaje fue sobre todo un aplacador de ánimos encrespados. Ahora, si los peritos dan alguna forma de luz verde, podría terminar siendo la antesala de una nueva prueba de fuerza. El gobierno podría aplicar la ley reforzada por el argumento técnico o usar el argumento para ir a una consulta más amplia que la masa crítica de la agitación de hace un par de meses. En ambos casos algo de conflicto en las calles parece inevitable.

Mientras tanto otras posiciones, todas oficiosas, se han movido por su cuenta planteando alternativas técnicas para mitigar la contaminación en la zona retirando el mineral hacia otros lugares. Esto va desde un mineroducto para todo el distrito minero, hasta un tren de carga y pasajeros Cajamarca-Piura. Poco más al norte, China Railway está asociada a un parecido proyecto cobre-ferrocarril en Ecuador, que se pondría en marcha en el 2013.

Mientras tanto sigue la lucha por la conciencia de la gente. Los sectores y personajes que lideraron la protesta la vez pasada no han propuesto nada nuevo, al parecer convencidos de su capacidad de volver a bloquear el avance del proyecto cuando llegue el momento. Algunos incluso piensan que la posición se ha fortalecido desde entonces. Por su parte la gran minería en general ha incrementado su presupuesto para publicidad.

En términos estrictamente estratégicos, el gobierno ha avanzado su ficha mucho más que la protesta cajamarquina. Lo ha logrado con ofertas como el plan de desarrollo, que es la ampliación del tema hacia toda la problemática cajamarquina, y el peritaje. El intento de los rivales de encender la pradera con el tema del agua fue anegado por las lluvias, y además volvió un tema específico de la población en un tema de maniobra política clásico.

Columnistas

LOS MÁS VISTOS

Steven Levitsky
¿Una nueva izquierda?
Domingo, 7 de Junio de 2015
Javier Zúñiga Q.
El sector construcción y la economía
Miércoles, 27 de Mayo de 2015
Renato Cisneros
La Loca de la Casa
Domingo, 21 de Junio de 2015

ÚLTIMAS COLUMNAS

Mirko Lauer
Vísperas del paro en Loreto
Martes, 1 de Septiembre de 2015
Nelson Manrique
“¡Al corrupto!”
Martes, 1 de Septiembre de 2015
Rocío Silva Santisteban
Conflicto armado interno
Martes, 1 de Septiembre de 2015
Augusto Álvarez Rodrich
Pasito a paso
Martes, 1 de Septiembre de 2015
Gustavo Faverón
Cipriani y el espíritu (De cuerpo)
Martes, 1 de Septiembre de 2015