Edición Impresa del 13 de Marzo de 2009

La causa está en la mente

Por Dr. José Luis Pérez Albela
Médico


Para sanar la gastritis hay que entender que además de dirigir la atención al órgano afectado y buscar su curación es fundamental descubrir qué es lo que está fallando en la vida. Hay hiperacidez y gastritis cuando hay estrés y hay estrés cuando se respira mal, se duerme tarde, no se hace siesta, se come rápido, se abusa de la proteína animal, hay irritabilidad por todo, tal vez la persona labora en una actividad que no le gusta, tal vez vendió sus vacaciones, o le falta perdonar y hay un rencor que está acidificando su sangre y alma, por eso es importante descubrir cuál es nuestra misión en la vida y en qué somos hábiles porque la ansiedad y la angustia causan gastritis.

Nuestra técnica es buscar sanar al enfermo más que curar a la enfermedad. Recomendamos meditación para saber entrar en el silencio y respirar bien, participar en talleres de perdón, comer despacio, masticar bien porque la saliva es alcalina, combinar bien los alimentos para digerirlos y asimilarlos, consumir panela, miel de caña en lugar de azúcar y más cereales, verdura, frutas y semillas oleaginosas.

La clorofila de las hortalizas y el brócoli, un anticáncer del estómago, es alcalina al igual que el chaco que es una arcilla de Puno que cura hasta las úlceras, se disuelve en agua y se come como una crema con yuca sancochada o papa huayro.

Cuidado con estresar a los niños obligándoles a comer rápido bebidas o alimentos calientes antes de ir al colegio. Es un grave error contra su salud apurarlos en desayunar cuando en la mañana es natural no tener hambre. Es sabio enviarles una lonchera equilibrada y con alimentos naturales. Estresarlos va a originarles gastritis, acidez y sensación de llenura. Recuerde que no nutre lo que uno ingiere sino lo que se digiere. El Dr. Iván Rodríguez, distinguido pediatra, señala que muchos niños son inapetentes porque tienen gastritis, cuando se cura regresan las ganas de comer. Hay que evitar darles estimulantes del apetito que contienen antihistamínicos y alcoholes que producirán que los menores se duerman en clases.

Para aliviar la gastritis es bueno comer sábila, tomar 3 cucharaditas de leche de magnesia al acostarse durante 10 días, en la mañana. Trate de tomar en el desayuno un emoliente con bastante llantén y malva para que desinflame. Use emplasto de arcilla toda la noche, tome extracto de col con zanahoria. Tome 2 gramos de magnesol disuelto en agua o jugo de papaya, y mastique 2 semanas una cucharadita de semillas de papaya, y papaya en trozos.

Recomiendo escuchar en forma habitual los discos “Conciencia y prosperidad” y “Conciencia y sanación” de la maestra en meditación Gianela Baldor para tener ingenio e ideas para prosperar y resolver los problemas emocionales que llevan a la gastritis o cualquier otro mal. Son indicados, asimismo, los CDs de la psicoterapeuta Erika Kiser “El perdón”, “Sanación desde el vientre materno” y “Eliminar miedos y temores”.

ÚLTIMAS COLUMNAS

Jorge Bruce
Si imposible es hacer tu vida como quieres
Lunes, 31 de Agosto de 2015
Augusto Álvarez Rodrich
¡No jodan, pues!
Lunes, 31 de Agosto de 2015
Mirko Lauer
Oliver Sacks 1933-2015
Lunes, 31 de Agosto de 2015
La República
Medicamentos en Essalud
Lunes, 31 de Agosto de 2015