El regreso de Supercholo

Dramatis Personae:

Benjamín – Acuamán
Zejo – Skéletor
José Luis  Supercholo

ESCENA.– Isla San Lorenzo, Callao.

ACTO ÚNICO

                         ESCENA ÚNICA

Acuamán llega a la orilla de la isla, cansado por su largo viaje del Atlántico hasta el Pacífico. Los peces, víctimas de Skéletor, le han enviado señales sónicas de alarma.

Acuamán–

He cruzado el Gran Estrecho
siguiendo el rastro de Hernando,
porque alguien está lucrando
cegado por el despecho.
Aseguran que es un hecho:
mis pequeñas anchovetas
están menos que completas;
que un tal Skéletor, dueño
de un rostro no muy risueño,
tiene sus arcas repletas.

Skéletor–

¡Acuamán, este es mi charco!,
vuelve por dónde has venido,
marinero entrometido,
¡salte o te arrojo mi barco!
De anchovetas soy el narco,
nadie me atrapa ni reta.
Supercholo no es atleta,
es muy torpe y barrigón;
tú eres débil y arrugón
después de darte en la jeta.

Skéletor se pone en posición de combate. Acuamán intenta atacar, pero el villano le lanza uno de sus barcos obsoletos y lo deja noqueado.

Acuamán–

Mi infalible poder psiónico
es débil en el Pacífico,
debe ser por su prolífico
y enorme mar patagónico.
Nado y nado casi agónico,
enfrentaré con torpeza
al villano y su vileza.
¡Supercholo!, busca urgente,
en tu corazón y mente,
el grito de la proeza.

Supercholo llega en un barquito de totora. Baja y encara a Skéletor.

Supercholo–

¡Ay, Skéletor! ¡Qué cosas!
Si eres más feo que el hambre;
de verte, me dio calambre,
¡qué pintas más horrorosas!
Va el cóndor por asombrosas
alturas y por lugares
que ni sueñas. Los pesares
de Acuamán yo los controlo.
¡Skéletor, Supercholo
sabrá defender sus mares!

Skéletor empuja a Supercholo, quien cae al suelo. Allí, el malvado le propina una paliza.

Skéletor–

¡Soy el más fuerte hechicero!,
de aquí te saco en rodajas
(o como a He-man, en rajas)
y te llevo al basurero.
Acuamán, serás mi obrero,
estas aguas son dopaje
para tu poder salvaje.
¡De pie cholo, Supercholo!
No quiero pelear solo,
¡de pie para que te raje!

A duras penas, Supercholo se reincorpora, mira al sol y exclama:

Supercholo–

Taita Sol, mi Wiracocha,
¿quién diablos es este tipo
que me desarma el equipo,
me basurea y me arrocha?
Voy a cortar por la trocha
para vencerlo. ¡Acuamán!,
cúbrete, que un huracán
voy a formar con mis brazos
y, Skéletor, en pedazos,
volarás hasta Huaycán.

Supercholo crea un huracán que se lleva a Skéletor fuera de escena, violentamente. Luego  se acerca a Acuamán, lo ayuda a levantarse y los dos hacen mutis por el foro.

                         (FIN DE LA OBRA.) 

Esta entrada fue publicada en Triálogos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El regreso de Supercholo

  1. Michelle dijo:

    Que buena!! Supercholo vuelve a la acción! y con Acuamán vs Skeletor, jaja

  2. -¿Acuamán y Supercholo
    contra Skéletor? ¡Qué broma!
    -¡Que es verdad! -¡Que no te creo!
    -Pues lee “Décimas Cosas”.

  3. ¿Skéletor fue vencido?
    ¿Responderá? ¿Su venganza
    será un punta de lanza
    que arroje? ¿Dará un quejido?
    ¿Acuamán va malherido?
    ¿Supercholo busca gloria?
    ¿Será firme la victoria
    o regresará el malvado?
    Pronto, público letrado,
    ¡seguiremos con la historia!