Justin Bieber y Selena Gómez sí estarían esperando un hijo

Dramatis Personae:

José Luis– Justin Bieber

ESCENA.– Avión privado de Justin Bieber, cielo de Canadá.

ACTO ÚNICO

                        ESCENA ÚNICA

Justin Bieber, nervioso porque a Selena Gómez no le viene su periodo menstrual, entra a Facebook para enviarle un «inbox». Sin darse cuenta, y aturdido por las noticias de la prensa, escribe en su muro de Facebook:

Justin Bieber–

justin-bieber-selena-gomez

Selena Gómez y Justin Bieber

Ya la metimos, Selena
(tú me comprendes, la pata),
si la prensa nos delata,
¡será feroz la faena!
Pienso que la cosa es buena,
no dirá el «investigator»
que soy un «procastinator»
(sabrán que soy un «achiever»),
¡y al fin tendrás un «Believer»
que sea un gran «Selenator»!

Justin Bieber da click en «enviar» al mensaje. De inmediato, llegan miles de comentarios y el mensaje se convierte en viral. Justin Bieber se toma el rostro, indignado.

                        (TELÓN.)

Publicado en Monólogos Domingueros | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

De cómo Dios expulsó a Adán y Eva del Edén

Dramatis Personae:

Benjamín– Adán
José Luis– Eva
Zejo– Dios

ESCENA.– Jardín del Edén.

ACTO ÚNICO

                         ESCENA ÚNICA

Minutos después de comer el fruto del «Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal», Adán observa la desnudez de Eva y la suya, y siente ganas. Una voz grave y ronca grita a lo lejos «¡Pecadooo!», a la vez que un resplandor desde el cielo los deslumbra. Ambos se recriminan con la cabeza inclinada hacia el suelo, fingiendo reverencia.

Adán–

Dios, dios padre, creador, trinidad, dios, dios extraterrestre

Dios vino de las estrellas

Eva, ¡tamaña tragedia!,
Dios viene, escucho sus pasos,
él no aguanta los fracasos,
y menos a un chupamedia.
¿Culpa?, no tengo ni media.
Yo cumplí, hice mi trabajo.
Si la cosa se fue al ajo,
culpemos a la serpiente.
¡Tú me leíste la mente!
(la sangre me hierve abajo).

Una nave espacial desciende del cielo y aterriza sobre las plantas. De ella sale Dios y se dirige hacia Eva y Adán; el primer hombre, se muestra impaciente y nervioso.

Eva– 

Adán, Adán y Eva, mito de la creación

Adán no quieres ‘roches’ con ‘Dios’

No vengas con lloriqueos,
Adán; no seas cobarde,
(¡nadie nos vio!), nunca es tarde
para aflojar los deseos.
Mira que estamos tan feos
desnudos, ¡quiero un vestido!
¿Pretendes ser mi marido?
Pues, déjate de esconder;
si quieres a una mujer,
¡no comas haciendo ruido!

Dios, que en su planeta se llama Rigoberto, no entiende por qué lo llaman «Dios». Se muestra molesto al notar que Adán y Eva han comido del fruto del «Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal», porque esa es su fruta preferida, como la lúcuma para los peruanos. Mientras tanto, ambos humanos sienten frío y vergüenza por su desnudez, y culpa por haber «pecado».

Dios–

¿Dios? (¿pero no ven mi nave?)
Adán, gil, ella es tu hermana;
¡tu costilla!, ¡tu paisana!
¡Tempestad! ¡Tu error es grave!
¡La fruta! La ciencia clave
de lo que está bien y mal.
Es «pecado original»
dejarse por las pasiones.
Págenme con donaciones,
vírgenes y oro (¡genial!)

Adán y Eva se muestran extrañados con las órdenes que les ha dictado Dios. Eva busca hojas en la parra que crece a su lado para cubrirse y le da algunas a Adán.

Eva–

Eva

Eva quiere barajarla

No entiendo, ¿qué tanto lío
por la fruta? ¿Qué es la «Ciencia
del Bien y el Mal»? ¿Qué advertencia?
¿Qué nos dijo? ¡Vaya tío!
Tú arregla, Adán, que lo mío
ya es mío, pues, y no hay Dios
que me lo quite. Los dos
decidimos, ¿no? ¡Qué laja!
Ya, Adancito, ve y trabaja,
que el jefe nos dijo «adiós».

Adán cubre partes de su cuerpo con las hojas y le hace una reverencia a Dios, quien se muestra indiferente. Toma de la mano a Eva y le hace señas para que también lo reverencie, pero ella no le hace caso.

Adán–

¿Qué? ¿Trabajar? ¿Estás loca?,
yo no sé hacer nada más
que alabarlo y, además,
no soy fuerte como roca.
Dios, perdóname, convoca
tu creación. La culpable
fue Eva, su lengua de sable,
su cuerpo, enorme y sinuoso…
¡Ya no quiero más acoso!
¡Fuera!, mujer detestable.

Eva se pone histérica con las palabras de Adán y le manda un codazo. Adán grita y luego se soba para calmar el dolor, ante la mirada de Dios (Rigoberto).

Dios–

Mira el árbol. ¡No hay perdón!
Cuando mordieron el fruto,
la paz se transformó en luto,
por caer en tentación.
Cambiarán su situación:
Serán mortales. También
sufrirán por mal y bien
de los otros; tendrán guerras.
Bye, bye, chau, chau de mis tierras.
¡Los expulso del Edén!

Dios entra a su nave y sale volando. La propulsión del motor de la nave, mueve las hojas que cubren los cuerpos de Adán y Eva, quienes se encuentran interesantes al verse desnudos.

                         (OSCURO RÁPIDO.)

Publicado en Clásicos | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Perro-araña mutante gigante llegaría a Lima para apoyar a Susana Villarán

Dramatis Personae:

Zejo– Susana Villarán

ESCENA.– Oficina central, Municipalidad de Lima.

ACTO ÚNICO

                        ESCENA ÚNICA

Susana Villarán se encuentra revisando el ránking de noticias más leídas en las webs de noticias. Tras enterarse que el bromista polaco Sylwester Adam Wardega disfraza a su perro como una araña gigante para atemorizar a las personas, Susana Villarán llama por celular a su agente de prensa con insistencia hasta que entra la llamada.

perro araña mutante

Perro araña-mutante gigante

Susana Villarán–

Se dispara Castañeda
en las encuestas (¡qué horror!),
¡Dios mío! ¡Jesús! ¡Señor!
¡Qué poco tiempo nos queda!
¿Podremos mover la rueda
electoral? ¡Un instante!
Si ya tenemos bastante
con los buses (¡todo mal!),
¡grabemos nuestro viral
de perro-araña mutante!

Susana Villarán guarda silencio de repente. Al otro lado de línea se oyen lejanos ladridos que la hacen llorar contenida de alegría.

                        (TELÓN.)

Publicado en Monólogos Domingueros | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario