El compló afroperuano (Un documento secreto del Servizio de Hinteligencia)



Un informe interno elaborado por el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), al que tuvo acceso la sala de redacción de este blog, reveló un complot de afroperuanos infiltrados en el Ejecutivo y en la oposición con el supuesto objetivo de ir copando puestos claves en el gobierno del presidente Ollanta Humala Tasso.

El informe consta de un voluminoso legajo de más de 800 páginas –todas con el sello de “top secret”- elaborado por un grupo de agentes encubiertos dirigido por un funcionario del SIN identificado con el seudónimo de “El Profesor”.

Fuentes del Servicio de Inteligencia que prefieren no identificarse porque perdieron sus DNI, revelaron que el responsable del informe es un agente de contrainteligencia que ingresó al Servicio durante el gobierno de Vladimiro Montesinos Torres, tras la recomendación de su asesor Alberto Fujimori Fujimori.

Trascendió también que el primer trabajo de “El Profesor” fue infiltrarse en el SUTEP, haciéndose pasar por profesor de Geografía y de Biología en un colegio estatal durante diez años. “El Profesor” elaboró varios informes en los que demostró que la cúpula del SUTEP no sólo está integrado por maestros de filiación ideológica marxista-leninista, sino que además están inscritos en partidos de izquierda y el 90 por ciento de ellos son zurdos. También elaboró un minucioso informe en el que logró identificar a los dirigentes sutepistas marxistas, a los marxólogos y a los marxianos, detallando como de “alta peligrosidad” a los dirigentes que nacieron bajo la influencia de Sagitario y demostrando que un 52,17 por ciento de los dirigentes suele dormir en el lado izquierdo de la cama.

Las mismas fuentes nos confiaron offtherecord que “El Profesor” es uno de los pocos agentes que quedó en servicio tras la caída del régimen montefujimorista y que sigue dictando los cursos de Geografía y Biología en un colegio nacional. Se supo que también dicta los mismos cursos en el Centro de Altos Estudios Militares, pero ésta vez como un “cachuelo” hasta que se cumpla con el anunciado aumento de sueldos para los sub-oficiales de las Fuerzas Armadas.

El informe “Compló de los Afroperuanos”, elaborado por “El Profesor” en los primeros meses del gobierno del comandanate Ollanta Moisés Humala Tasso, figura en el legajo N° 24A376B476C3-SIN-TEL-IGEN-CIA-ETC. Consta de tres capítulos. El primero dedicado a las variables “históricas y genealógicas” que primaron en la investigación de personajes del entorno más cercano a la presidencia. El segundo dedicado a las tareas de infiltración en los movimientos afroperuanos, y el tercero a la investigación “científica y biológica” que primaron para identificar la militancia afroperuana de determinados personajes de la oposición política.

Se sabe que el citado informe está guardado bajo siete llaves en el despacho del presidente Comandante Ollanta Moisés Humala Tasso, quien optó por mantenerlo en absoluta reserva en vista que podría provocar una grave crisis ministerial y marital, o viceversa, según se pudo leer en uno de los mensajes vía twitter enviado por el propio mandatario.

Sin embargo, éste blog tuvo acceso a algunas páginas del informe del SIN después de una ardua búsqueda en un puesto de ventas en La Cachina, donde se rematan informes del Servicio de Inteligencia, proyectos de ley del legislativo y manuales para “lobbystas” en Palacio de Gobierno.

I. El entorno presidencial

En el informe el agente “El Profesor” detalla que al principio de su investigación logró identificar a tres afroperuanos que formaron parte del entorno más cercano al presidente de la República.

Se trata de la Ministra de Cultura, Susana Esther Baca de la Colina, a la que denominan “La Cantante”; el Primer Ministro Salomón Lerner Ghitis (a) “Siomi el Malo” y el presidente del Congreso de la República, Daniel Abugattás Majluf (a) “El Faraón”.

De los tres, la primera en ser descartada fue “La Cantante”. El informe del SIN da cuenta que “se trata de la menos afroperuana de los investigados” (sic), toda vez que, según el rastreo realizado a sus apellidos y a su ADN (“El Profesor” se hizo pasar por su peluquero para extraer muestra de cabello), su procedencia no estaría vinculada con el continente africano, sino que se remonta a las regiones de Navarra y Euskadi, en España (por el lado materno) y al actual territorio húngaro (por el lado paterno). En ambos casos las ramas de su árbol genealógico que fueron identificadas se ramifican a raíces de origen visigodo y ostrogodo, unas hacia los vascos y otras hacia los húngaros que, como se sabe, son las razas europeas con menor porcentaje de ADN procedente del continente africano.

No sucedió lo mismo con “Siomi El Malo”. Según las investigaciones históricas realizadas por agentes del SIN, el origen de sus dos apellidos se remontan al antiguo Egipto, más precisamente a una de las últimas tribus de Israel que lograron pasar el Mar Rojo siguiendo al patriarca Moisés, luego de prodigio. De ahí habrían continuado hasta la Tierra Prometida, pero como no les prometieron nada, sus antepasados se habrían integrado a los ejércitos del rey persa Artajerjes durante la Tercera Guerra Médica, cuando intentaron repetir el prodigio de Moisés para cruzar el estrecho de los Dardanelos justo cuando pasó un tifón que se trajo abajo a las aguas. Cuenta la historia que Artajerjes mandó castigar con mil latigazos al mar por tamaña afrenta a sus tropas y que mandó formar un puente humano con los israelitas por donde pasaron las tropas de los medos persas que luego vencerían a Leónidas y sus 300 en Las Termópilas. Hartos por el castigo y porque le impidieron participar en el saqueo de Esparta, la tropa de israelitas se internaron en Europa Oriental. Siglos después terminaron asentados en los actuales territorios de Polonia, donde se instalaron en el poblado Lernerghitisonwösky, pues cuando intentaron seguir hasta Cracovia trataron de cruzar el río repitiendo el prodigio de Moisés, pero era invierno y las aguas estaban congeladas. Luego escaparon de Europa para asentarse en el Perú a mediados del siglo XX.

En el caso de “El Egipcio” sus antepasados también se remontan a la región al alto Nilo, en Egipto, desde donde llegaron a Alejandría y ganaron un sorteo de visas de la campaña para inmigrantes denominada “Viva Feliz en Asia” durante el régimen de Alejandro El Magno. Ese mismo día cruzaron la frontera ubicada frente a su vivienda y se instalaron en el lado oriental de Jerusalén justo durante la Primera Cruzada, cuando la Ciudad Santa fue arrasada por los cristianos que llegaron para recuperar el Santo Sepulcro en manos de los Sarracenos. Los antepasados de “El Faraón” permanecieron en la zona hasta la Séptima Cruzada, cuando Jerusalén fue arrasada por los sarracenos que llegaron a recuperar la Ciudad Santa en manos de los cristianos. Antes de la vigésimo octava Cruzada, los antepasados de “El Faraón” habían retornado a Egipto, más precisamente a la ciudad de Alejandría, donde abrazaron la fe de los cristianos coptos justo cuando una revuelta de los cristianos apostólicos contra los cristianos ortodoxos tomó la ciudad y expulsó a todos los que no pensaban como ellos. Cuenta la historia que los vencedores tomaban prisioneros y les preguntaban “¿qué estoy pensando?” y si la respuesta no era la acertada eran ajusticiados en la hoguera u obligados a leer todos los libros de la biblioteca de Alejandría. Los antepasados de “El Faraón” lograron huir a Libia, justo cuando explotó la guerra tribal contra los Touareg, que continúa hasta le fecha. De ahí escaparon a Túnez, pero como no figuraba en el mapa continuaron hasta Orán, en Argelia, donde los cristianos coptos no eran bien vistos pues casi toda la población estaba ciega por las tormentas de arena. Así que siguieron hasta Tánger, en Marruecos, y ya estaban a punto de cruzar el Estrecho de Gibraltar para llegar a España cuando se rindió Al-Andalúz y los musulmanes fueron expulsados por la reina Isabel la Católica. Al parecer, los antepasados de “El Faraón” no lograron convencer de su fe cristiana a los aduaneros y se asentaron en las islas Canarias donde tuvieron que soportar durante tres siglos las bromas de los cristianos católicos apostólicos y romanos. Así que decidieron cruzar el Atlántico y venir a América donde hasta ahora nadie sabe qué es un cristiano copto.

“En ambos casos -dice a la letra el informe del SIN- su procedencia es africana”, y se basa en el mapa del continente africano que aparece en El Pequeño Larousse Ilustrado, utilizado en las clases de geografía dictadas por el agente “El Profesor”. El informe recomienda mantenerse atento a los movimientos de ambos personajes debido a su estrecha relación con el presidente Comandante Ollanta Moisés Humala Tasso.

II. ¿Quién mueve a los afroperuanos?

El segundo capítulo del informe de Inteligencia también da cuenta de las investigaciones e infiltraciones realizadas a los movimientos afroperuanos que han surgido en el Perú en los últimos años, todos ellos siguiendo el patrón de los afroamericanos en Estados Unidos.

“Se trataría de un complot del imperialismo yanqui auspiciado por la Casa Blanca durante el gobierno de Barack Obama”, se lee en la introducción al informe del SIN.

Sin embargo, ésta afirmación fue cuestionada por el propio agente “El Profesor” luego de un arduo trabajo de inteligencia al interior de éstos movimientos. “El profesor” logró infiltrarse en varias organizaciones de afroperuanos con el nombre de Thör Johansson Van Basteen, aduciendo que sus padres son de ascendencia boer y naturales de Pretoria, en Sudáfrica, y que migraron al Perú a fines del siglo XX huyendo de la represión Zulú tras la victoria electoral de Mandela.

En su informe, “El Profesor” revela que logró ganar la confianza de varios prominentes dirigentes de los movimientos afroperuanos “por su facilidad para tocar el cajón” (sic). Pero también minimiza cualquier afán subversivo de las organizaciones afroperuanas aduciendo que “son una simple copia de las organizaciones gringas, pero sin extremismos”.

Del amplio informe rescatamos el caso de una joven chinchana que fundó una organización afroperuana (en el informe es denominada “la cuerazo”) y que viajó a Estados Unidos para armar nuevos contactos y conseguir fondos para su organizaciones en el Perú. Primero viajó a New Orleans, donde las organizaciones de afroamericanos criollos terminaron solicitando fondos a las organizaciones afroperuanas (insistieron en exigir financiamiento con pepitas de oro) en vista de que se encontraban en quiebra por la recesión. En New York, los dirigentes afroamericanos condicionaron el apoyo financiero a que tanto “la cuerazo” como todos los dirigentes afroperuanos deberían convertirse al islamismo, previa peregrinación a La Meca: “en el caso de los hombres podrían vestir como Túpac Shakur y en el caso de las mujeres deberán vestir la burka afgana” era una de las condiciones. Según el informe de Inteligencia, “la cuerazo” se negó a este último condicionamiento, así que prefirió quedarse en EEUU y probar suerte en el estado de Utah donde se hizo mormón. Ahora es top model de la marca Benetton.

Tratando de profundizar en las razones que motivaron la formación de estos grupos de afroperuanos (más allá de las simples ganas de copiar todo lo que se hace en Estados Unidos) en las páginas del informe del SIN, “El Profesor” informa que decidió entrevistar a un conocido historiador para entender el origen de los movimientos afroperuanos.

El agente reconoce que cuando consultó en el Centro de Altos Estudios Militares, le dijeron que el mejor historiador era Raúl Porras Barrenechea. Sin embargo, tras varias semanas de investigaciones, “El Profesor” pudo demostrar que Porras Barrenechea había fallecido en 1960, así que solicitó la intervención de la archisecreta Oficina de Investigaciones Parasicológicas del Servicio de Inteligencia del Ejército (OIPSIE), fundada por la pitonisa Rosita Chu (QEPD), que funciona desde los años del montefujimorismo y que actualmente tiene sus oficinas en las instalaciones de la DIROES.

Según el informe de “El Profesor”, la propia Rosita Chu le recomendó realizar la entrevista a Porras Barrenechea a través de una sesión de Ouija o enviando un cuestionario a su cuenta en facebook. “El Profesor” optó por la ouija en vista que no confía en la veracidad de las redes sociales. Se sabe que la sesión de espiritismo fue todo un éxito, pues no sólo se pudo contactar con el célebre historiador, sino que además lo convenció para que apadrinara la promoción de quinto de media del colegio donde el agente encubierto sigue dictando cursos de Historia y Biología.

A continuación, transcribimos algunas partes de la extensa entrevista sostenida por el agente “El Profesor” con el célebre historiador.

_Doctor Porras, ¿cuál es el…?

_¡Perdón! Porras Barrenechea, mis apellidos son Porras Barrenechea, porque sé a ciencia cierta quién fue mi señor padre y quién fue mi señora madre. No soy un bastardo. Déjese de costumbres anglosajonas y comuníquese conmigo por mis dos apellidos.

_Disculpe usted… Doctor Porras Barrenechea ¿a qué atribuye usted el surgimiento de estos grupos afroperuanos?

_¡¡¡¿Afroqué…?!!!

_Afroperuanos…

_¿Para estas tonterías me molesta? ¿Desde cuándo han surgido grupos de “afroperuanos”?

_Desde comienzos del siglo XXI, doctor…

_¿Ya están en el siglo XXI? Mire usted, cómo pasa el tiempo… pero veo que en el Perú no se pierde nuestra tendencia a la huachafería, como eso de autodenominarse “afroperuano”. Deberían leer a Ricardo Palma y sabrán que todos los peruanos tienen de “inga y de mandinga”…

_Es un modelo similar al de los afroamericanos en Estados Unidos, doctor, y surgió para enfrentar la segregación y el racismo encubierto de nuestra sociedad.

_El racismo es parte de nuestra idiosincrasia. Basta que uno sea ligeramente más pálido que el vecino para sentirse “superior”. Los orígenes de este sutil segregacionismo basado en la diferencia cromática de la epidermis viene de la España de fines del siglo XV, cuando Isabel La Católica expulsó a los judíos y a los moros y todo aquel ligeramente más oscuro o con rasgos semitas se convertían en sospechoso de “infiel”. Aquí se perdió esa sospecha, pero el mestizaje fue tan acelerado y tan escaso el número de blancos caucásicos que cualquier claridad en la epidermis se convirtió en algo así como símbolo de prestigio social. Usted mismo, señor agente, a simple vista es una mezcla de razas difícil de identificar: yo diría que usted tiene de sacalagua y saltapatrás, es decir, en sus antepasados debe haber criollos, negros, indios, cholos, mulatos, blancos, moriscos, semitas, chinos y algún japonés de Okinawa. En ese caso, todos los peruanos somos “afroperuanos”, salvo algunos indígenas nómades de la Amazonía…

_Pero la tendencia en Estados Unidos, Brasil, Jamaica o Cuba es redimir la condición de los afrodescendientes…

_Es que en esos países conservaron su cultura, su raza y hasta su religión, pero cuando llegaron al Perú aquí perdieron todo…

_¿Cómo que perdieron todo?

_Se lo explicaría si no me interrumpiera…

_Disculpe usted…

_Dale con interrumpirme ¡caramba!

_…

_Ahora sí. África es la cuna de la Humanidad y tiene una enorme variedad de razas de piel oscura –porque viven en el trópico- que desarrollaron sus propias culturas, con idiomas y religiones propias. Los ignorantes creen que todos son “negros” pero la diferencia de cada nación africana es similar a la que sucede en Europa. Mire usted, alemanes, rusos, polacos y letones serán blancos caucásicos, pero son culturas diferentes. Igual sucede en África. Los esclavistas capturaban tribus enteras y las mandaban en barco al viejo y al nuevo mundo. Los barcos de esclavistas llegaban a las costas atlánticas de América (Salvador de Bahía, La Habana, Jamaica o Nueva York) y los hacendados compraban “la carga” completa, es decir, esclavos negros de la misma procedencia. Esos esclavos lograron conservar su cultura y su raza, en algunos casos hasta su religiosidad y su idioma. Con el Perú no sucedió lo mismo, pues los esclavistas compraban “negros” en Panamá, donde los africanos llegaban mezclados luego de cruzar el istmo desde la desembocadura del Chagres, en el Atlántico, hasta el puerto en el océano Pacífico. Los hacendados peruanos compraban pequeños grupos de esclavos que estaban tan mezclados que ni siquiera se podían comunicar entre sí porque hablaban distintos idiomas. Cuando llegaron a Zaña, Trujillo o Lima poco a poco fueron perdieron su cultura originaria y, para comunicarse, asimilaron el idioma castellano, se hicieron católicos y, sobre todo, se mezclaron de lo lindo con españoles blancos, con indígenas yungas, quechuas o aymaras, con criollos, chinos y con mestizos, diversificando nuestro monumental mestizaje. En las ciudades de la costa atlántica los africanos mantuvieron su cultura, aquí, en las costas del Pacífico, la perdieron no sin antes aportar su cultura a la peruanidad. No es igual pues…

_Pero en Chincha se mantuvieron y…

_Los de Chincha fueron los que llegaron en los últimos años previos al gobierno de Castilla y formaron algo así como un gueto, pero en el Perú la gran mayoría de africanos se mezcló. Muchos lograron su libertad a cambio de jornadas de trabajo. Otros durante las guerras de la Independencia. Algunos se escaparon y formaron las temibles bandas de Cimarrones que fundaron sus propias poblaciones mezclándose con indígenas. A diferencia de los que sucede en las ciudades costeras de Brasil, en Cuba o en la costa este y en el sur de Estados Unidos, donde muchos africanos lograron mantener su propia cultura y ahí el mestizaje fue mínimo. Fíjese que la mejor prueba es la devoción al Señor de los Milagros, tiene de inga y tiene de mandinga. Pero hablar de afroperuanos es una huachafería. En ese caso tendrían que formar movimientos de quechuaperuanos, mocheperuanos, ítaloperuanos o nonatsiguengasperuanos.

_Algo más que agregar doctor Porras Barrenechea.

_Sí, que quede constancia que usted es un pésimo entrevistador. ¡Adiós!

En el informe elaborado por “El Profesor” se destaca que la reveladora entrevista al historiador sirvió para interrumpir las investigaciones que 23 agentes del SIN realizaban como infiltrados en las diferentes organizaciones afroperuanas.

Sin embargo, de los 23 sólo 7 agentes se reintegraron al servicio, y el resto presentaron sus renuncias luego de contraer matrimonio con afrodescendientes.

III. Los opositores desoxiribonucleicos

En el tercer capítulo de las variables “científicas” del informe de Inteligencia, se da cuenta de una investigación propuesta por “El Profesor” basado en sus conocimientos de biología básica.

“El Profesor” propuso realizar un examen de ADN a toda la población peruana para “tener un mapa del genoma peruano” y así poder fichar a los verdaderos afroperuanos. Fuentes del SIN aseguran que justo cuando “El Profesor” empezaba la sustentación de qué es el ácido desoxiribunocleico, el director del SIN lo interrumpió y aprobó la propuesta con un enfático “ya, ya, déjese de huevadas y mándame el presupuesto”.

Como se sabe, la única entidad en el mundo que vende kit para análisis de ADN es la National Geographic Society. “EL Profesor” sustentó la necesidad de adquirir 30 millones de Kit Genographic, a 99 dólares cada uno (ver shop de la NGC) para rastrear el pasado de todos los habitantes del Perú y así tener “toda, pero absolutamente toda, la información de cada peruano” (sic) y poder fichar a los verdaderos afroperuanos.

“El profesor” envió un correo electrónico a la National Geographic Society solicitando un presupuesto para adquirir 30 millones de Kit Genographic, agregando que la propuesta tenía que pasar por una licitación pública y, en lo posible, considerar un “premio” para la dirección del SIN.

La respuesta de la NGS dejó perplejo al profesor y aún se está tratando de descifrar en la Dirección de Claves Secretas del SIN. El mensaje fue:

8=====).

También trataron de contactar por teléfono con la sección Shop de la nationalgeographic.com pero cada vez que llamaron para proponer la compra de 30 millones de Kit Genographic, sólo recibieron como respuesta un mensaje que los traductores del SIN tampoco pueden descifrar: “FAKAMADE”.

El caso es que “El Profesor” decidió adquirir sólo 30 Kit Genographic (uno por cada millón de peruanos) y preparó una lista de personajes públicos que serían examinados para comprobar su ascendencia, con la única condición de haber nacido en el Perú y mejor aún si se trata de personajes catalogados como “virtuales opositores” (sic) al régimen o sospechosos por ser aliados del gobierno sin pertenecer a las filas de Gana Perú. Entre los elegidos destacan: Walter Aduviri Calisaya, Cecilia Tait Villacorta, Hilaria Supa Huamán, Kenyi Fujimori Higushi, Pedro Pablo Kuczynski Godard, Ruth Buendía Mestoquiiari, Alejandro Toledo Manrique, Gustavo Gorriti Ellenbogen, Erasmo Wong Lu, Antauro Humala Tasso, Cenaida Sebastiana Uribe Medina, Federico Kauffman Doig, Gregorio Santos, entre otros.

En el informe de Inteligencia se puede comprobar las arduas jornadas de los agentes del SIN a la hora de conseguir una muestra de cabello o de saliva extraída del paladar de cada uno de los investigados.

Los agentes del SIN se hicieron pasar como estilistas y/o dentistas. Pero algunos investigados se negaron a ser atendidos por desconocidos. En estos casos, los agentes se hicieron pasar por agentes de la SUNAT encargados de certificar la emisión de facturas. Fue así como lograron la inmediata colaboración de los propios peluqueros y dentistas para extraer muestras de sus clientes y/o pacientes.

En el informe del SIN también se revela que el caso más complicado fue el de Kenyi Fujimori Higushi, cuya desconfianza natural sumada a los celos de su personal de seguridad hizo casi imposible conseguir un cabello o una muestra de saliva. El problema se resolvió cuando un experimentado agente del SIN propuso pasarle un cepillo a la mascota favorita del parlamentario -un hermoso pastor alemán- justo cuando lo sacaban a pasear. Misteriosamente, este heterodoxo procedimiento permitió conseguir un buen mechón de cabellos del congresista Fujimori.

Todas las muestras fueron enviadas a los laboratorios de la Genographic donde tardaron poco menos de un mes en enviar los resultados.

Para sorpresa de los agentes del SIN, todos los investigados resultaron ser “afroperuanos” con algunas variaciones porcentuales: 60 por ciento de genes de origen africano, 30 por ciento asiático y 10 por ciento europeo.

La variación varía en el porcentaje asiático en los casos de Aduviri Calisaya, Fujimori Higushi o Hilaria Supa, con más o menos 5 por ciento.

De los 30 personajes examinados la única que mostró un porcentaje distinto (50% africano, 40% europeo y sólo 10% asiático) fue la congresista Cenaida Uribe. Esto se explicaría por el origen vasco de su apellido, descartándose su incorporación en la lista de afroperuanos confeccionada por el SIN.

Con esta información, el agente “El Profesor” pudo demostrar que los 30 opositores investigados son de ascendencia africana probada científicamente, y que estarían inmersos en un complot contra el gobierno del Comandante Ollanta Moisés Humala Tasso.

En el capítulo de conclusiones del informe del SIN se incorporó un envase del kid Genograpchic, donde se puede leer que se trata de “un estudio fundamental de la travesía humana: ¿de dónde viene usted realmente? ¿Y cómo llegó hasta donde vive ahora?. Los estudios de ADN sugieren que todos los humanos de la actualidad descienden de un grupo de ancestros africanos quienes hace aproximadamente 60.000 años atrás, comenzaron un viaje extraordinario…”.

Un pensamiento en “El compló afroperuano (Un documento secreto del Servizio de Hinteligencia)

  1. Pingback: una empresa