Familias se resisten a abandonar zona de riesgo en la costa de La Libertad

En balneario de Buenos Aires la comuna de Víctor Larco instaló carpas para personas afectadas por oleajes.

10 May 2015 | 6:42 h

Pese a las constantes advertencias, algunas familias del balneario de Buenos Aires ubicadas frente al mar, se resisten a dejar esa zona de alto riesgo para situarse temporalmente en un lugar más seguro, hasta que pasen los oleajes anómalos previstos desde hoy hasta el amanecer del lunes en el litoral costero del norte.

Representantes de la comuna distrital de Víctor Larco, de Defensa Civil, de la Defensoría del Pueblo, de la Gobernación de La Libertad y de la Gerencia de Salud llegaron ayer hasta la playa para sensibilizar a los vecinos sobre el peligro que corren, en especial a los que se encuentran en la avenida Colón.

En todo momento insistieron en que los moradores se trasladen hasta las treinta carpas ubicadas en las calles Hermanos Pinzón y Mariscal Nieto, pero no todos hicieron caso. Además de carpas se entrega a los vecinos colchones y frazadas.

El burgomaestre de Víctor Larco, Carlos Vásquez Llamo, anunció que coordinarán con el Ministerio Público para que constate in situ esa situación y levante un acta, en el sentido de que su resistencia de ir a un lugar más seguro es responsabilidad de ellos.

“Hay mucha resistencia en la gente”, afirmó, al tiempo de precisar que el maretazo de la semana pasada dejó 22 familias damnificadas y 8 afectadas. Todos han sido apoyados con víveres.

Vásquez Llamo  indicó que no necesariamente todas las familias optan por ocupar las carpas, sino que algunas se instalan en viviendas de otros familiares.

En tanto la Defensoría del Pueblo recomendó a la comuna larquense instalar las carpas en una zona más alejada del mar.

El enrocado de dos kilómetros en el balneario de Buenos Aires cedió en un 50% por el oleaje presentado la semana anterior, así lo informó el gerente de Defensa Nacional del gobierno regional, Roger Torres Mendoza, quien manifestó que las grandes piedras que se encontraban a la orilla fueron removidas por la fuerza del mar.    

Te puede interesar