Intensas lluvias aíslan a cientos de familias en regiones del norte

Derrumbes. En Lambayeque, Chulucanas, Bagua y Jaén, crecida de ríos arrasó con hectáreas de cultivo y destruyó vías de acceso a las diversas ciudades. Población damnificada demanda apoyo del gobierno para afrontar problemática.

19 Mar 2015 | 23:30 h

Redacción Norte

Las intensas lluvias registradas en el norte del país están pasando factura a los habitantes de diversas regiones, pues han provocado caídas de puentes y desbordes de ríos.

En la región Lambayeque, cerca de mil familias de siete caseríos del distrito de Oyotún quedaron completamente aisladas tras la crecida del río Zaña, que arrasó el puente artesanal “Zorronto” que conecta a los pobladores de estas zonas con el distrito. 

La torrencial lluvia registrada la madrugada de ayer originó el crecimiento intempestivo del río que devastó más de 50 hectáreas de cultivo y destruyó la única vía de acceso de 60 metros de largo que une a los sectores con su jurisdicción.

Ante esta dramática situación, pobladores de los caseríos: Chumbenique, La Compuerta, Zorronto, Campo Nuevo, Alumbral, San Luis, Bebedero, para cruzar el caudaloso río y trasladarse hacia sus centros de labores, tuvieron que utilizar varios neumáticos, arriesgando sus vidas. Además, más de 200 alumnos perdieron clases.

“Hemos quedado aislados de la ciudad. Estoy arriesgando mi vida trasladándome en una llanta de camión para acudir a mi centro de trabajo”, declaró el agricultor Celso Quiñones García (55).

Hasta la zona devastada llegó el alcalde de la comuna, Alan Ugaz Quiroz, quien solicitó desde hace varios días, al Ministerio de Transportes y Comunicaciones, la construcción de un puente modular con la finalidad de prevenir cualquier tipo de emergencia.

También se hizo presente el secretario técnico del Comité de Defensa Civil y Seguridad Ciudadana de la región, Carlos Balarezo Mesones, quien dijo que la solución inmediata es solicitar al gobierno regional una lancha para movilizar a los pobladores de una orilla a otra.

El funcionario advirtió que las lluvias continuarán y exhortó a las autoridades municipales tomar todas las precauciones del caso. 

Por otro lado, los distritos de Motupe, Olmos, Kañaris, parte alta de Salas e Inkawasi, también soportaron las intensas lluvias que iniciaron la noche del miércoles y continuaron hasta la madrugada del jueves, provocando interrupción en las carreteras. 

El presidente de la Comunidad Campesina San Juan de Kañaris, Florentino Barrios, informó que las torrenciales lluvias han causado el colapso de las vías de comunicación entre caseríos y las que conectan a los pueblos de Kañaris, San Lorenzo, entre otras zonas. 

RÍO ARRASÓ CON CASAS 

En el distrito de Pucará, en la provincia de Jaén, el incremento del caudal del río Huancabamba arrasó con cuatro casas en este sector y está a punto de derribar el puente Chamaya II, más conocido como “El Tumi”. 

Varios pobladores han quedado a la intemperie y solicitan ayuda de sus autoridades.

"Mi casa ha sido arrasada por la intensa lluvia que hemos soportado. Estamos a la intemperie", expresó la pobladora Elí Ahumada Pachamoro.

También se informó que una familia quedó atrapada en un islote del río Chamaya, en el sector El Algarrobo, en el centro poblado de Chamaya en Jaén, pero minutos después fue rescatada por la Policía y voluntariado de esa zona.

En tanto, en la provincia de Chota (Cajamarca), las fuertes lluvias han ocasionado daños en la carretera que une a los distritos de Pacha Chamín y Choropampa. Varias familias han perdido muchos sembríos.

Las jurisdicciones de San Luis de Lucma, La Ramada, Querocotillo, Sócota y La Capilla, han sido declaradas en emergencia por los graves daños que se han originado.

El mismo panorama se vive en el sector Chiribamba, tramo Huambos–Llama, por el deslizamiento de piedras y rocas de gran tamaño que han provocado el tapado de unos 50 metros de la plataforma de la vía, y que hasta el momento está restringiendo el paso de unidades vehiculares a las ciudades de la costa y viceversa. 

Más aislados

Cerca de 20,000 pobladores de los caseríos Campanas, Batanes, Solumbre, Piura la vieja, Monterrico, del distrito de Chulucanas, quedaron aislados tras la crecida de ríos, quebradas y acequias, por las intensas lluvias de los últimos días. 

Muchos de los moradores amanecieron botando el agua que ingresó a sus casas. 

En tanto, en la provincia de Morropón, la institución educativa María Auxiliadora quedó totalmente inundada, suspendiendo sus labores escolares hasta nuevo aviso.

LLUVIAS EN TRUJILLO

La Ciudad de La Primavera soportó la noche del miércoles y parte de la madrugada del jueves, una lluvia intensa, pero que no provocó daños materiales.

La precipitación pluvial se inició a eso de las 11:00 de la noche y continuó hasta pasadas la 2:00 de la madrugada. Varias calles resultaron inundadas.

Asimismo, a través de su boletín hidrológico diario, el Centro de Operaciones de Emergencia del distrito de Casa Grande, en la provincia de Ascope, con información emitida por el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), señala que el comportamiento del río Chicama el jueves fue ascendente y se encuentra en alerta roja (caudal de desborde) para las ciudades de la parte baja del río, por lo que se deben tomar medidas preventivas dado que las lluvias continuarán hasta el 20 de marzo.

El caudal del río Chicama en la estación hidrológica Salinar se encuentra por encima de su promedio histórico. El caudal promedio desde las 00:00 horas hasta las 07:00 horas fue de 198.61 metros cúbicos por segundo, siendo mayor al normal diario de 74.40 metros cúbicos por segundo.

Martí Bonshoms, del SENAMHI, reconoció que ahora es imposible precisar si la intensidad del fenómeno El Niño será débil, moderado, fuerte o extraordinario y si este fenómeno será solamente en la costa o en el todo el país.

Calles inundadas

Las lluvias soportadas en el departamento de Piura fueron de tal magnitud que en la ciudad las principales calles y avenidas se vieron convertidas en verdaderos ríos.

En Paita, de acuerdo a los últimos informes de Defensa Civil, las lluvias alcanzaron niveles de 50 litros por metro cuadrado. La precipitación, que duró por varias horas, generó aniegos en diversas zonas de la ciudad, tanto en la parte alta como en la parte baja, considerada como vulnerable por estar encerrada entre cerros.

El gerente municipal, Orlando Benel Mejía, indicó que se dispuso de cuadrillas de primera respuesta para realizar trabajos de evacuación de las aguas pluviales, utilizando cisternas, motobombas, entre otros.

Hasta el cierre de la edición, la presencia de una inesperada precipitación amenaza con extenderse por toda la noche.    

 

Muere arrastrada por aguas de canal

Una niña de 5 años murió tras haber sido arrastrada más de 400 metros por las fuerzas de las aguas en un canal de regadío en el distrito Cáceres del Perú (Jimbe).

Daniela Jahaira Mejía Carrasco iba en el asiento posterior de la motocar de su papá Miguel Samuel Mejía Jara, de 42 años, cuando esta unidad, debido al mal estado de la carretera en el caserío de Santo Domingo, por las fuertes lluvias, se inclinó a su lado izquierdo ocasionando que la menor cayera al canal de regadío.

El padre de familia informó a los policías que la niña sufrió golpes en la cabeza y ahogamiento; sin embargo fue rescatada y trasladada de emergencia al puesto de salud de Jimbe.

 

El médico de turno mencionó que hicieron todo lo posible por salvarle la vida, pero lamentablemente falleció minutos después de haber ingresado al centro médico. La muerte de Jahaira Mejía ha consternado a sus familiares.

CLAVES

En Sullana se registró, la noche del miércoles y madrugada de ayer, once horas de persistente lluvia dejando inundadas las instalaciones del colegio Santa Teresa.

Aquí se suspendieron las clases para evitar accidentes o enfermedades. Mientras que en una vivienda en el distrito de Bellavista, una pared de adobe se derrumbó pero no ocasionó daños personales.

Te puede interesar