Bus aplasta a taxi en Juliaca y mata a cinco pasajeros

tragedia familiar. Hasta el cierre de edición se identificó a tres integrantes de la familia Huamán Pacori. Testigos culpan a conductor de omnibus de empresa Julsa que iba a velocidad excesiva. Vecinos apedrean a unidad y demandan justicia.

16 Feb 2015 | 4:02 h

Feliciano Gutiérrez

Juliaca

 

Tragedia familiar. Un ómnibus interprovincial, de dos pisos, aplastó a un taxi en el que iban 10 pasajeros causando la muerte de cinco.

El accidente ocurrió al promediar las 15:00 horas de ayer en la esquina de la avenida Ferial con el jirón Sandia, en el centro de la ciudad de Juliaca.

El ómnibus interprovincial de la empresa de transportes Julsa de placa A4Y-951 arremetió violentamente contra el automóvil de placa Z3C-612, donde se desplazaba una familia entera, causando  la muerte instantánea de cuatro pasajeros, que terminaron entre los fierros de la siniestrada unidad. Otra dejó de existir en una clínica privada de la ciudad.

En el accidente, también resultaron heridos Elvis Quispe López (23) quien sería el chofer del automóvil y los menores de iniciales H.H.P (17), L.H.P (14), D.H.P (13), N.C.Q (11) y D.A.H.P (05) quienes fueron conducidos a la clínica privada de Juliaca. 

De acuerdo a las versiones de los testigos, el bus se desplazaba a excesiva velocidad y al parecer no pudo controlar los frenos en pleno centro de la ciudad, generando la tragedia.

Luego de aproximadamente una hora de arduo trabajo, utilizando tres grúas, rescataron a los cadáveres, y a los heridos.  

Las autoridades, luego de realizar las diligencias, comunicaron que tres de los fallecidos fueron identificados: Norma Pacori Paricahua (48), Britney Huamán Pacori (10) y Gabino Huamán Pacori (19). También se conoció que una de las fallecidas era una joven de nombre Judith, mientras que la otra víctima no ha sido identificada. 

El fiscal adjunto, Guido Pilco, y los policías de la Sección de Accidentes Tránsito realizaron una serie de diligencias para determinar la causa del accidente. Los cadáveres fueron trasladados hasta la morgue del Hospital Carlos Monge Medrano. La población, indignada ante este fatal hecho, amenazó con incendiar el bus, alegando que era el culpable de la desgracia. El bus, al final fue apedreado por la turba, cuando era retirado del lugar del accidente.

Al final llegaron los familiares de los fallecidos y protagonizaron dramáticas escenas de dolor. 

 

 

===================

PUEDES VER: Puno: choque entre combi y camión dejó nueve fallecidos

==================

Síguenos en Facebook  https://www.facebook.com/larepublica.pe?fref=ts

   

Te puede interesar