Casi linchan a 4 policías de inteligencia al confundirlos con cómplices de asaltantes

Confuso. Viajaron a Sandia por otro asunto, pero terminaron retenidos por pobladores. También detuvieron a fiscal, quien tras varias horas de negociación logró que todos sean liberados.

25 Ene 2014 | 7:30 h

Luis Idme.
Sandia-Puno.

Cuatro integrantes del Equipo Especial de Inteligencia Operativa de la Policía fueron tomados de rehenes por una turba de pobladores y miembros de las Rondas Campesinas en el distrito de Alto Inambari, en Sandia.

Según se informó, los efectivos fueron confundidos como cómplices de un grupo de delincuentes que asaltan a los mineros de la zona.

Los retenidos desde la noche del jueves estaban al mando del mayor PNP Emilio Montoya Mesia y fueron identificados como SOT2 Eloy Martín Romero Vargas, SO3 Paúl Leonelo Corrales Valdivia y el SO3 Efraín Obrien Sáenz García.

Ellos habrían llegado a Sandia para recoger una moto lineal y entregarla a un fiscal provincial. 
Ya en esa localidad, un poblador de la zona comunicó al fiscal Fredy Bruna Paco, de varios asaltos que se cometían en el sector de Isilluma, camino de herradura a Pampa Yanamayo (Alto Inambari). 

Entonces, tanto el grupo de inteligencia como agentes de la comisaría de Sandia, salieron para realizar patrullajes de manera separada. Sin embargo, al promediar las 19.00 horas, una llamada del mayor Montoya alertó que él y su grupo habían sido retenidos por una turba de pobladores en Pampa Yanamayo.

Según los representantes de las Rondas Campesinas, fueron intervenidos debido a que estaban sospechosamente en la zona, portaban armas y estaban vestidos de civil, por lo que fueron acusados de cómplices de delincuentes que horas antes habían sembrado terror en el lugar. Durante toda la noche fueron encerrados en un salón comunal y algunos pretendían lincharlos.

La fiscal Yenny Vargas y un grupo de efectivos de Sandia fueron al rescate y llegaron a las dos de la madrugada de ayer. Nada pudieron hacer, no solo fueron impedidos de realizar cualquier diligencia, sino que también se les retuvo.

En horas de la mañana, el grupo de inteligencia fue liberado en medio de pedradas que rompieron las lunas del vehículo de placa VR-10269

La fiscal y los policías de Sandia quedaron en su lugar. Fue necesaria la firma de un acta para que se les libere.

Sin embargo, no duró mucho la libertad de los policías de inteligencia, pues nuevamente los retuvieron en Masiapo, capital de Alto Inambari. Unos 120 pobladores presididos por miembros de las Rondas Campesinas los interrogaron.

Nuevamente tuvieron que establecer el diálogo y recién al promediar las 11.20 horas fueron liberados.

Te puede interesar