Descubren fuente de agua y canaleta para rituales incas en complejo Sacsayhuamán

riqueza. Hay varias teorías sobre esta infraestructura. Afirman que los nuevos guerreros del imperio se daban un baño de purificación. También era agua sagrada para el inca.

19 Dic 2013 | 23:30 h

José Víctor Salcedo . Cusco.

En el subsuelo del complejo arqueológico de Sacsayhuamán, que abarca 3 mil 093 hectáreas, se almacena una riqueza arqueológica aún por develar. Días atrás, un grupo de profesionales de la Dirección Desconcentrada del Ministerio de Cultura hallaron un acueducto inca y una fuente de agua en el sector conocido como Wallatapampa (antes Waka Calispuquio).

Ambos vestigios se encontraban debajo de la tierra en el flanco derecho y a 300 metros de la Fortaleza Sacasayhuamán. 

El acueducto tiene una dimensión de 15 metros de largo por 15 centímetros. Es probable que con los trabajos  de restauración este podría llegar a 150 metros.

Era todo un sistema de ritual. El acueducto estaba conectado a un manantial, ubicado en el sector conocido como La Rinconada, dentro del mismo parque arqueológico. 

Según el cronista Juan Polo de Ondegardo y Zárate, los jóvenes que pasaban la prueba de iniciación de Warachikuy (pasar de la adolescencia a ser guerreros) se daban un baño de purificación en este lugar. De ahí que la zona se denominara en el incanato Calispuquio; es decir  fuente de agua sanadora. Otros cronistas refieren que de esta fuente sacaban líquido para llevárselo al aposento del Inca.

El arqueólogo Óscar Montufar, jefe del complejo de Sacsayhuamán, explicó que la base del acueducto está revestida de arena y gravilla y los muros laterales con arcilla para evitar filtraciones.

NO VA ESTACIONAMIENTO

Agregó que el canal pasa por debajo de la vía asfaltada de acceso vehicular al parqueo instalado en las cercanías de Los Baluartes del complejo arqueológico. 

Debido al descubrimiento, la entidad cultural tiene proyectado cerrar el estacionamiento vehicular. “Es necesario reubicarlo, porque además de este hallazgo la frecuencia de ingreso de vehículos provoca microsismos que afectan directamente al complejo”, apuntó.

El especialista reiteró que los trabajos de investigación continuarán en la zona, donde también se hallan las Wakas Calispuquio Wasi y Mollohuanca (una roca sagrada vinculada a las dos anteriores). Para ello la entidad cultural cuenta con un presupuesto de dos millones 300 mil nuevos soles al año. Se hacen  labores de preservación, conservación e investigación. “Es un gran descubrimiento que nos demuestra que nuestra riqueza cultural sigue siendo sorprendente”.  

Clave

El nuevo director de Cultura, Ricardo Ruiz Caro, quien estuvo presente en la presentación del hallazgo, sostuvo que durante su gestión se priorizará la investigación en Sacsayhuamán, Vilcabamba, Piquillaqta y el Valle Sur de la Ciudad Imperial donde se hallan varios sitios preíncas. “Creo que se ha dejado de lado un poco la investigación. Nosotros daremos un fuerte impulso a este asunto además de la revaloración de la cultura viva”.

Te puede interesar