Arequipa: Se derrumban graderías de estadio y casi matan a 21 obreros

¿Obra insegura? Obreros terminaban estructura de 33 metros de alto. Soportes de madera y metal no aguantaron peso y cedieron. 50 personas trabajaban en el proyecto.Arequipa

6 Nov 2013 | 8:08 h

Edwar Quispe Hancco.
Arequipa.

Las graderías armadas de concreto y fierro del estadio de Yarabamba , ubicado a dos cuadras de la plaza principal, se desplomaron ante la mirada atónita de Baltazar Flores Halcahuamán, uno de los 50 obreros que trabajaban en la construcción de la estructura y que de milagro salió ileso. 21 de sus compañeros no corrieron con tanta suerte y resultaron heridos ayer al mediodía. 

Los obreros llenaban de mezcla de cemento y tierra el armazón de las graderías de más de 30 metros de largo y de una altura de 33 metros.

“Estaba regando las bases de la estructura por la parte de abajo. Me moví a un costado para guardar las herramientas porque iba a almorzar. Les di la espalda un segundo y al voltear todo se derrumbó. Luego escuché los gritos de auxilio” , narró.

Pasaron pocos minutos y una camioneta de la Policía, tres del serenazgo distrital y dos del municipio se dirigieron a la zona del accidente, alertados por el estruendo y la llamada de auxilio de otros obreros. El mayor temor era que alguno de los trabajadores estuviera sepultado.

Los bomberos , equipos de Rescate 105 y Águilas Negras de la Policía también llegaron al lugar para realizar trabajos de búsqueda de personas atrapadas . Por unos minutos pidieron silencio absoluto tratando de escuchar alguna voz entre los escombros. No hubo respuesta.  

Al mismo tiempo, los heridos llegaban a los hospitales Honorio Delgado, Edmundo Escomel de EsSalud y Goyeneche en Arequipa.

De acuerdo al reporte preliminar de la Policía, los soportes de construcción (tubos de metal y tablones de madera) colapsaron cuando los trabajadores estaban en la parte superior de la obra . Se presume que no soportaron el peso. En los próximos días se emitirán las causas del accidente.
 

SE SALVARON

Edwar Valarezo , uno de los trabajadores que acompañó a los heridos, dijo que la tragedia pudo ser mayor si es que el derrumbe hubiera ocurrido horas antes . “La mitad del grupo estaba almorzando, solo unos cuantos se quedaron arriba llenando la mezcla”.  

Te puede interesar