Una “brigada muralista” en Lima

Son un grupo de artistas que se ha propuesto llevar el arte a las calles, recuperar espacios que lucían abandonados y plasmar en imágenes las inquietudes de la gente.

16 Mar 2013 | 23:30 h

Texto: Raúl Mendoza.
Fotografía: Rubén Grández.
 

Cuenta Mauricio Delgado, uno de los integrantes de la Brigada Muralista, que muchas veces, cuando han estado preparando un muro para intervenirlo, algunos vecinos que pasaban por el lugar les han dicho: “Oye, váyanse a otro lado, no malogren la pared”. Pero esa desconfianza se ha esfumado cuando las mismas personas regresan por la tarde y ven el mural ya más avanzado. Entonces cambian de actitud y se acercan y les dicen: “Qué bacán está quedando, gracias por venir”.  

Para la brigada, cada una de sus obras es un espacio pleno de imágenes y de color que conecta con la gente del lugar, pero también es un espacio de propuesta de ideas. Han pintado murales en la fachada de locales comunales, en el cerco perimétrico de varios colegios, en las paredes de los parques zonales y en varios lugares de distritos populosos. Tienen algunos temas recurrentes: el respeto a los derechos humanos, la igualdad de género, la protección del medio ambiente y la propia defensa del arte callejero.

De los muchos murales coloridos y comprometidos que han pintado, hay varios recordables por su carga simbólica. Por ejemplo, el que pintaron en homenaje a María Elena Moyano en la fachada de la Federación Popular de Mujeres de Villa El Salvador (Fepomuves) o el que pintaron el 2008 en El Carmen, Chincha, quizá la obra que marcó el acta de nacimiento de la Brigada Muralista porque a partir de entonces varios de sus integrantes trabajan juntos de manera permanente.

“Ese trabajo en Chincha nos permitió recuperar un paradero que, como estaba pintado de blanco, era vandalizado por los jóvenes. Lo pintamos con la participación de toda la población, con motivos afroperuanos y religiosos, y quedó como un atractivo del lugar”, cuenta Jorge Miyagui.  

La Brigada Muralista es un espacio abierto a quien quiera pintar pero está coordinado por seis artistas: Andrés Juscamayta, Mauricio Delgado, Elio Martuccelli, Milton Miranda, Jorge Miyagui y Alonso Rivera. Hay dos planteamientos claves en el corazón de su propuesta: buscan democratizar el arte sacándolo de las galerías y llevándolo a la calle; y además cada proyecto es coordinado y consensuado con la comunidad o institución que les pide una obra.

Este año la brigada ha pintado once murales planteando su posición indignada sobre la revocación de la alcaldesa de Lima. “Esos murales están en distritos periféricos de Lima, que es donde creemos hacían más falta para crear conciencia y donde se tenía que dar la pelea. El último se hizo el sábado pasado en Carabayllo", cuenta Mauricio Delgado. No les asusta plantear su posición política como parte de su propuesta artística.

El trabajo de la Brigada Muralista se inscribe dentro de un grupo de movimientos que han aparecido en los últimos años. "Nuestro trabajo implica una crítica a la actividad artística oficial a la que consideramos excluyente y racista. Las galerías perpetúan la diferenciación jerarquizada que llama arte a lo que produce la cultura dominante y artesanía a lo que produce la cultura subordinada", dice Jorge Miyagui.

En el manifiesto del grupo "Brigada Muralista: la alegre rebeldía" también dicen que el grupo se declara "antineoliberal, activista de los derechos humanos, de los derechos de las mujeres y de la comunidad TLGB, antirracista y ecologista (...), con una apuesta vital por un mundo más justo y solidario". También hacen pintura mural porque "se aprende a trabajar en equipo, renueva vínculos con la comunidad y genera identidad".

De los seis coordinadores del grupo, Alonso Rivera es el único que ha intervenido muros sin permiso previo. "Yo pinto flores y a veces la policía me ha detenido por hacerlo", cuenta. Varios de los otros integrantes trabajan murales hace varios años, incluida la fachada de El Averno. El trabajo del grupo se puede ver en el blog http://brigadamuralista.blogspot.com. Hace unos días se reunieron para la foto y allí, frente a un colorido mural de María Elena Moyano, entendimos en qué consiste la alegre rebeldía.

Te puede interesar