Aparece pervertido en Arequipa que corta las nalgas de sus víctimas

Con las horas contadas. Ataca a mujeres jóvenes con arma punzo cortante. Cinco sufrieron cortaduras en la vía pública. Policía lo tiene identificado y captura será inminente.

21 Nov 2012 | 5:10 h

Arlen Palomino Ramos.
Arequipa.

Camina por las calles con un 'cutter' o un bisturí en busca de su próxima presa. Busca a jovencitas bonitas y de atractiva figura. Tiene en su haber cinco víctimas, a quienes las atacó. Cree ser inubicable, pero su cobarde accionar deja pistas claras: usa arma punzo cortante, agrede en la nalga izquierda y casi siempre comete sus fechorías en el distrito de Miraflores y el Cercado. Las mujeres atacadas lo describen como un varón de 30 años de edad, alto, de aproximadamente un metro 70 centímetros, tez blanca y por su buen vestir no genera desconfianza. 

Ayer, al promediar las 18.30 horas, la muchacha de iniciales F. G. N. de 17 años, fue la última presa de su demencial ataque. Este se produjo en el óvalo de la avenida Mariscal Castilla. El hombre la atacó en la nalga izquierda. La infortunada joven fue trasladada al hospital Goyeneche. Relató que el hombre portaba una gorra color azul. 

El último jueves 15 de noviembre, también agredió a K.L.T.Z. de 19 años. Ella regresaba a su casa después de ayudar a su madre en un puesto comercial. La luz roja del semáforo del óvalo de la avenida Mariscal Castilla la obligó a detener su paso. El reloj marcaba las 18.30 horas cuando un hombre alto se paró junto a ella. 

El semáforo cambió y al reiniciar su camino sintió una punzada en su glúteo izquierdo. "¡Imbécil!", gritó la joven, mientras el varón seguía su paso sin espasmo. Un ardor en la zona atacada la hizo percatarse que sangraba. El "cortanalgas" le provocó una herida de 15 cm. Ahora la muchacha no quiere salir de su casa, no puede sentarse y camina con dificultad por la herida. Sus padres piden justicia, por ello decidieron denunciar el hecho en la comisaría de Miraflores.
 

MÁS ATAQUES

Una semana antes de este hecho, en el hospital Goyeneche se registró otra víctima. En aquella ocasión el depravado actuó en la avenida Sepúlveda. La víctima no lo denunció. Otra muchacha fue auxiliada por la Policía en la tercera cuadra de la calle San Camilo. A.C.C. (23) caminaba por la vía la tarde del último lunes. Un varón de las mismas características se acercó y la atacó en el glúteo izquierdo.  Aprovechó el shock nervioso de la mujer para fugar. Otra agresión se produjo el mismo día unas horas después. La muchacha fue auxiliada al hospital Honorio Delgado Espinoza desde la calle Paucarpata en el Cercado. La lesión tenía las mismas características. 

Fuentes de la Policía confirmaron que tienen varias pistas del depravado sujeto

 

ENFOQUE

Gustavo Luza Reily
Psicólogo

Goza frente al dolor

La infancia de este individuo debió estar llena de castigos. Es muy probable que vio a otras personas provocar las mismas agresiones.

Su perfil psicológico es similar a un paciente de Parafilia, es decir, un tipo de perversión sexual que le hace sentir placer con el dolor de otras personas

Si tomamos en cuenta que ataca a las jovencitas en los glúteos, se demuestra que quiere causar una grave frustración a sus víctimas.

Esta clase de personas representan un grave problema para la sociedad. Dada su patología antisocial y sádica, es muy difícil que se regenere y pueda convivir con la población. Antes de atacar a las mujeres las escoge.

 

 

Te puede interesar