El video que destapó la corrupción

6 Nov 2005 | 21:00 h

El FIM hizo pública la cinta el 14 de setiembre de 2000 que obligó a renunciar a Alberto Fujimori. En ella el asesor presidencial Vladimiro Montesinos “compraba” por 15 mil dólares al congresista electo Alberto Kouri. Video demostró la corrupción del gobierno.

EL FIN. Con esta imagen el fujimorismo empezó a caerse. La grabación del pago a un congresista “tránsfuga” obró como un boomerang para la corrupción.

Para tener en cuenta

* La compra de congresistas tránsfugas era un secreto a voces, pero el video Kouri-Montesinos lo probó.
* Hoy Montesinos está recluido en la Base Naval del Callao, y Fujimori está prófugo. La cárcel lo está esperando.


EL DÍA QUE EL FUJIMORISMO EMPEZÓ A CAERSE • El Frente Independiente Moralizador hizo pública la cinta el 14 de setiembre de 2000 que obligó a renunciar a Alberto Fujimori.
• En ella el asesor presidencial Vladimiro Montesinos “compraba” por 15 mil dólares al congresista electo Alberto Kouri.
• Video demostró la corrupción del gobierno y probó que se trataba de una práctica común para lograr el control de diversas instituciones y sectores de la sociedad.

Raúl Mendoza.

“Quien a video mata, a video muere” acuñó un analista político cuando el video Alberto Kouri-Vladimiro Montesinos fue hecho público el 14 de setiembre de 2000. Era cierto. Nunca como entonces el gobierno cívico-militar construido por Alberto Fujimori y su asesor Vladimiro Montesinos sintió que sus bases se resquebrajaban. Y nunca como entonces quedó tan clara la corrupción orquestada desde un gobierno que acababa de lograr una nueva reelección. Fue el comienzo del fin.

Los topos

La “compra” de congresistas tránsfugas para lograr una mayoría abrumadora en el Congreso era secreto a voces, pero fue con la presentación del video Kouri Montesinos que todo aquello que se afirmaba quedó probado. Fue el Frente Independiente Moralizador (FIM), que hizo público el documento en el casi centenario Hotel Bolívar. Era la prueba innegable del manejo político-delictivo que hacía el fujimorismo.

El vladivideo –la palabra nació en esos días– mostraba al asesor presidencial Vladimiro Montesinos “comprando” por quince mil dólares al congresista electo Alberto Kouri para que se pasara a las filas del oficialismo y lograr una mayoría fujimorista sólida en el Congreso que aprobara las reformas que se necesitaran en el tercer periodo de Alberto Fujimori. Nada de eso ocurrió. El video obligó a renunciar al hoy prófugo ex presidente el 16 de setiembre, dos días después.

Aquí algunos pasajes del video Kouri-Montesinos:

Vladimiro Montesinos: La imagen es fundamental. La imagen internacional de un país ¿cómo se gana? Se gana con un Congreso fuerte, una mayoría sólida, una mayoría pensante.

Alberto Kouri: Necesitan la mayoría para (?).

Montesinos: Ya tenemos la mayoría, pero yo no quiero tener esa mayoría simple de 70, 75.

Kouri: Allí hay una objeción ¿Puede ser setiembre? ¿o tiene que ser necesariamente agosto?

Montesinos: Tiene que ser agosto (...) Porque tenemos que votar en una elección del presidente del Congreso. El presidente, una mesa directiva.

Con ello Montesinos presionaba a Kouri a pasarse cuanto antes a la bancada oficialista. No hay fecha del video pero se cree que la reunión pudo ser en mayo. Y momentos después, hablan de dinero para hacer efectivo el apoyo de Kouri al oficialismo. Un soborno en regla.

Montesinos: ¿Cuánto quiere usted? Acá hay diez. Usted dígame.

Kouri: Yo veo la posibilidad de quince, veinte.

Montesinos: Bueno.

Kouri: Quince.

Montesinos: Diez y cinco, quince.

Todo quedo filmado en la hoy famosa salita del Servicio de Inteligencia Nacional. La de los sillones oscuros y un cuadro en la pared. Y ese video fue mostrado a la población, en directo, por un canal de TV del cable, el único independiente en un universo de canales públicos comprados de la misma manera. Por eso, dos días después de la emisión, el presidente Alberto Fujimori se vio obligado a convocar a elecciones en el más corto plazo y a anunciar que no participaría en esos comicios.

Se acababa el fujimorato, pero todavía faltaba ver el derrumbe. El video Kouri-Montesinos fue solo el comienzo de la aparición de otros cientos de videos que mostraban la corrupción de miembros de la clase política, dueños de medios de comunicación, magistrados del Poder Judicial, empresarios y otros. Fue un registro en imágenes de lo que fue la sociedad peruana durante el fujimorismo. ¿Y a quién beneficiaba todo ese manejo? A Alberto Fujimori.

Pero el hoy prófugo ex presidente repitió hasta el cansancio que no sabía nada de lo que hacía su asesor. Luego la realidad lo desmentiría: fugó del país en noviembre del 2000 ante la posibilidad de ser destituido por el Congreso. Este poder decretó su “incapacidad moral” y lo inhabilitó por 10 años para ejercer cualquier cargo político.

Esta es la historia de un video, pero también de una forma corrupta de ejercer el poder y de dos cómplices que lo orquestaron todo. Hoy Montesinos está preso y Fujimori prófugo. La cárcel lo espera.

Te puede interesar