28 de Diciembre de 2013 | 12:28 h

Explosión de pirotécnicos en Navidad contaminó 24% más el aire de cielo limeño

Se estima que una situación similar ocurrirá durante la madrugada de Año Nuevo.

La contaminación del aire limeño por la explosión de artículos pirotécnicos en Navidad superó en 24% el límite máximo permitido y se estima que una situación similar ocurrirá durante la madrugada de Año Nuevo , dijeron hoy expertos de la Dirección General de Salud Ambiental ( Digesa ) del Ministerio de Salud .

El director ejecutivo de Ecología y Protección del Ambiente de Digesa, Elmer Quinchíz Romero, explicó que el límite máximo de material particulado PM10 permitido en el aire es de 150 mu/m3 , pero que en la medición hecha en Navidad en la estación ubicada en Santa Luzmila, Comas, la cifra alcanzó un valor de 186.3 mu/m3.

"Con 186.3 ya estamos hablando de contaminación del aire. La medición es de microgramos por metro cúbico y la hicimos durante 24 horas seguidas desde las 00:00 horas del día 25 de diciembre hasta las 00:00 del día 26", comentó el experto a la agencia Andina.

El biólogo manifestó que el dato puede aplicarse en otros distritos de la capital porque el uso de artefactos pirotécnicos es similar en otras zonas. El valor puede variar de acuerdo al número de habitantes, pues a mayor densidad poblacional, mayor quema de pirotécnicos.

La estación Santa Luzmila, la única automática que tiene Digesa, reportó como hora punta de mayor contaminación ambiental la 1 de la madrugada, cuando el valor llegó a 186.3 mu/m3. La segunda hora pico fue al mediodía, cuando el valor llegó a 154.6 mu/m3.

Sobre los problemas de salud que origina la combustión de los químicos que tiene la pólvora, Elmer Quinchíz dijo que principalmente se afectan las vías respiratorias, iniciándose casos de alergias o procesos asmáticos.

Pero también, agregó, causa irritación ocular y hasta ceguera porque el azufre, el carbón y los colorantes de la pólvora dañan la vista si caen en ella.

Asimismo, provoca sordera si los ruidos superan los límites permitidos. "El oído puede tolerar entre 60 y 70 decibeles pero muchos de los pirotécnicos sobrepasan los 120, lo que puede generar problemas auditivos. Inclusive algunos como la mamarata sobrepasan los 190 decibeles", precisó.

Según el especialista, el año pasado el valor de calidad de aire llegó a 112 mu/m3 a causa de una llovizna que permitió que el material particulado decayera. En el 2010 fue de 148 mu/m3

Digesa tiene otras estaciones para medir la calidad del aire ubicadas en Lince, Villa María del Triunfo, El Agustino, Callao y en el Congreso de la República, pero sólo la de Santa Luzmila es automática y por eso los datos los obtiene en tiempo real.

"El equipo, es un sistema telemétrico continuo", precisó.

El funcionario pidió a la población de Lima y de todo el país evitar quemar muñecos, llantas o basura durante el Año Nuevo, dado que, en el caso de las llantas, tienen materiales contaminantes cancerígenos.

"Los plásticos generan bioxinas y furano cuando los queman y son altamente peligrosos para la salud de las personas", puntualizó.

Andina

Síguenos en Facebook