Edición Impresa del 22 de Octubre de 2011

Fuerzas Armadas: Pases al retiro en cuenta regresiva

Once generales de brigada de la promoción Humala relevarán en posiciones de mando a oficiales que dejarán el uniforme en los próximos días.

Ángel Páez.

En esta semana se definirá la lista de los oficiales de las Fuerzas Armadas que pasarán al retiro el 31 de diciembre próximo. De acuerdo con fuentes de los institutos castrenses, la lista ha sido terminada, pero todavía debe revisarla el ministro de Defensa, Daniel Mora Zevallos, así como el mandatario Ollanta Humala y su asesor en materia militar, el coronel en retiro Adrián Villafuerte Macha.

La baja se aplica a los que no ascendieron de grado y ya no tienen otra oportunidad y a los oficiales de mayor antigüedad que fueron superados por otros ascendidos de menor antigüedad. También son pasados al retiro oficiales por razones de servicio. Otro factor importante es el político. El jefe del Estado, por su iniciativa o por recomendación de su entorno, podría enviar a su casa a cualquier oficial.

Una vez que se cumpla con los pases al retiro, queda expedito el terreno para que los oficiales ascendidos por el gobierno de Humala, especialmente del Ejército, comiencen a ejercer funciones de comando.

En efecto, en noviembre se deben conocer las nuevas posiciones que a partir del primero de enero asumirán los cuatro generales de división de la Promoción 77 Coronel Mariano Aragonés, a la que pertenece el consejero presidencial Adrián Villafuerte; y los 11 generales de brigada de la Promoción 84 Héroes de Pucará y Marcavalle, que integra el presidente Humala. Dependerá de las designaciones para establecer si hay o no una tendencia al copamiento y todo es producto de la coincidencia.

En el Ejército, por antigüedad, se irán los generales de división Juan Urcariegui Reyes, de la promoción 75 Sesquicentenario de la Batalla de Ayacucho, y Jorge Carcovich Cortelezzi, de la Promoción 76. Solo quedaría un general de división de esta promoción, el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Luis Howell Ballena, quien culmina funciones a fin de año. Dependerá de su amigo, el jefe del Estado, si lo mantiene en actividad enviándolo a alguno de los puestos en Nueva York o Washington. En todo caso, con el pase al retiro de los divisionarios de las promociones 75 y 76, irrumpe poderosamente la 77, que es la que maneja el asesor presidencial Adrián Villafuerte.

Al no haber ascendido a general de división, pasarían al retiro los generales de brigada Freddy López Montoya, Rudyard Donayre Gotzch –hermano del ex comandante general, Edwin Donayre Gotzch–, José Sanguinetti Smith y Jorge Orellano Racchumi, de la Promoción 78 Teniente Luis García Ruiz. 

Pero todavía faltan más nombres, si se tiene en cuenta que en el último proceso han ascendido 19 coroneles al grado de general de brigada, entre ellos los de la promoción de Humala.

En el caso de la Marina, pasarán al retiro los cinco contralmirantes que no ascendieron al grado de vicealmirante. Ellos son los contralmirantes Ernesto Lermo Rengifo, Raúl Vásquez Alvarado, Mario Caballero Ferioli, José Acha Pacheco y Pedro García Llaque.

El comandante general de la Marina, vicealmirante Jorge De La Puente Ribeyro, cumple su mandato a fin de año, por lo que pasaría al retiro. Sin embargo, dependerá del presidente si lo ubica en otra posición. Lo reemplazaría el vicealmirante José Cueto Aservi, a menos que el jefe del Estado resuelva asignar a un oficial naval a la jefatura del Comando Conjunto. Todo depende de Palacio de Gobierno.

Los primeros nombres en la FAP

1] En agosto, el presidente Ollanta Humala destituyó y pasó al retiro a dos tenientes generales FAP, Carlos Samamé Quiñones y Walter Vojvodic Vargas.

2] En octubre, el jefe del Estado ascendió a tres mayores generales al grado de teniente general, por lo que difícilmente dará de baja a oficiales de dicha graduación. Pero no pasará lo mismo con los mayores generales que no pudieron alcanzar el grado superior.

3]Los mayores generales que retornarían a la civilidad son Nicolás Asín Argote, asignado al CCFFAA; César Barba Gonzales, director de Economía; y Jesús Arce Coloma, número dos de la Dirección de Control Espacial. En 2009, Asín fue jefe de la Dirección de Inteligencia de la FAP, cuando se detectó al espía Víctor Ariza.