19 de Mayo de 2014 | 17:17 h

Cubo de Rubik: Google le dedica 'doodle' por sus 40 aniversario

En 1974, el húngaro Ernő Rubik creó el juego más vendido de la historia.

A 40 años de la creación del cubo de Rubik, conocido en el Perú como cubo mágico, Google le dedicó un multicolor doodle.

El nombre de este juego se lo debe al escultor y profesor de arquitectura húngaro, Ernő Rubik, quien inventó, en 1974, el juguete más vendido del mundo.

Inicialmente, el nombre era ‘cubo mágico’, sin embargo, fue licenciado por Rubik para que sea vendido por Ideal Toy Corp. Luego de su relanzamiento de 1980, se vendieron unos 350 millones en todo el mundo.

El juego ya casi todos los conocen. Un cubo desordenado de colores blanco, rojo, azul, naranja, verde y amarillo. La persona tiene que ordenar las caras del cubo por color.

El récord mundial es del holandés Mats Valk, quien logró armarlo en 5,55 segundos, durante el campeonato mundial, para la cual una computadora genera un cubo aleatorio para los competidores.

Tomas Rokicki presentó en 2008 el llamado “Algoritmo de Dios”, con el busca que todos resuelvan el juego, a partir de cualquier posición inicial, en solo 23 movimientos. Aunque, para esto, tuvo que utilizar un superordenador.

Otro método muy difundido es el “método Fridrich”, desarrollado por la experta en teoría de la información y sistemas digitales de imágenes de la Binghamton University Jessica Fridrich, considerado uno de los más rápidos, eficientes y elegantes que existen. En el vídeo podemos ver a Jessica resolver el cubo de Rubik tradicional en solo 10.56 segundos y sin despeinarse.

Por si fuera poco, este cubo mágico llega a la modernidad gracias a una aplicación que permite a los usuarios intentar ordenarlo desde la comodidad de un Smartphone. Magic Cube es el nombre de la aplicación disponible en Google Play.

Si bien no es la única app de este juego es, sin lugar a dudas, el más completo y el que trae esas emociones y recuerdos propios del cubo.

Además, cuenta con un cronometro y un registro de tiempo, a fin que el usuario conozca los minutos que tardó en armarlo y ponerse nuevas metas.

La solución del cubo en 7 pasos:

Paso 1: cruz superior
Este es el paso más sencillo, solo tenemos que crear una cruz en la cara superior de nuestro cubo de Rubik, de forma que los colores también coincidan en las capas anexas. Observad que el color de cada cara lo va a fijar el centro de esta. 

Paso 2: completar la capa superior
Para terminar la primera capa de nuestro cubo de Rubik, basta con colocar los cuatro vértices superiores en su sitio. 

Paso 3: completar la segunda capa
Para completar la segunda capa solo tenemos que colocar en su sitio las 4 aristas (piezas con 2 pegatinas) de esta. Este paso es un poco más difícil de deducir.

Paso 4: cruz en la última cara
Para atacar mejor la última capa, giremos todo el cubo. Ahora lo que debemos hacer es que en la última cara quede dibujada una cruz. A diferencia del Paso 1, ahora solo nos centramos en lo que es la cara, dándonos igual las caras anexas.

Paso 5: extender la cruz a la última capa
Ahora sí que nos vamos a preocupar por las caras anexas. Por ello vamos a hacer que la cruz que formamos en el paso anterior tenga sus colores laterales coincidiendo con las caras anexas. 

Paso 6: colocar los últimos vértices (sin orientar)
Este paso consiste en colocar los vértices de la última capa en su sitio aunque posiblemente queden giradas (ver dibujo). En nuestro dibujo se ve que cada esquina está en su sitio aunque tres de ellas necesitan un giro para que estén correctamente situadas. 

Paso 7: terminar el cubo
Solo queda un paso pero este es el realmente complicado. Tenemos que girar las esquinas para completar el cubo de Rubik. Mucho cuidado con este paso y leer bien las instrucciones. Un fallo os puede fastidiar todo el cubo y entonces tendrás que empezar de nuevo. Así que cuidado.

Fuente: ABC, Rubikaz y La Información. 

Síguenos en Facebook