Jueces de la Sala Penal Nacional exigen a la Suprema que asuma su defensa

Protesta. En carta al presidente del PJ, Enrique Mendoza, reclaman respeto a sus sentencias. En tanto, renunciaron el juez que ordenó la detención de César Álvarez por el asesinato de Ezequiel Nolasco, y el presidente del Colegiado “B”.

César Romero C.

"Constituye un deber y un derecho del magistrado defender su independencia como piedra angular del ejercicio de su función jurisdiccional, la cual no puede estar sometida a poderes fácticos ni interferencia alguna, por lo que invocamos a la Sala Plena de la Corte Suprema, como máximo órgano deliberativo de este poder del Estado, a defender sus fueros".

Ese es el tercer punto de la carta que los jueces de la Sala Penal Nacional (SPN) remitieron al presidente del Poder Judicial, Enrique Mendoza, y a cada uno de los 18 jueces de la Corte Suprema en protesta por la decisión del Consejo Ejecutivo del PJ de remover a los integrantes del colegiado "F" de ese tribunal que resolvieron el incidente de prisión preventiva del caso Movadef.

Los magistrados enfatizan que toda decisión judicial puede ser objeto de análisis y crítica, como en el caso Movadef, pero que esta crítica no puede llevar a la remoción de magistrados, pues en caso de detectarse alguna conducta irregular, para eso existen los órganos de control.

El Consejo Ejecutivo dejó sin efecto la resolución que removió a los jueces Víctor Valladolid, Olga Inga y Ana Vásquez, pero estos de todas maneras salen de la SPN el 31 de agosto próximo, porque se decidió cancelar la vigencia del colegiado "F" disminuyendo los tribunales de la Sala Nacional.

RENUNCIAS

Pero eso no fue todo. En medio de esta situación, se oficializó ayer la renuncia del juez Walter Sánchez Sánchez, quién ordenó la prisión preventiva del suspendido presidente regional de Áncash, César Álvarez, por el asesinato de Ezequiel Nolasco, a seguir dirigiendo el 2° Juzgado Penal Nacional y de Investigación Preparatoria.

Lo mismo sucedió con el presidente del colegiado "B" de la SPN, César Prado Prado. Ambos adujeron motivos personales para alejarse del tribunal que ve los casos más complejos contra el crimen organizado, narcotráfico, el lavado de activos y el terrorismo.

Extraoficialmente se comenta que Sánchez decidió irse por falta de apoyo de las máximas autoridades del Poder Judicial y "crecientes presiones" en el caso Nolasco. Algo parecido sucedió con Prado Prado, por lo que decidió regresar a la Corte de Ayacucho, según sus colegas. Walter Sánchez se reincorporará a la Corte de Huaura.
otros cambios.

Ambas renuncias fueron aceptadas por el Consejo Ejecutivo. En un aparente intento de hacerlas pasar inadvertidas, inicialmente las aceptó en la resolución del 6 de agosto, que removió al colegiado "F". 
Incluso ayer se publicó en el diario El Peruano otra resolución que anula lo dispuesto el 6 de agosto y se confirman las renuncias. 

Sin embargo, se ven nuevos cambios. El 6 de agosto se designó a la jueza del Callao María León Yarango para reemplazar a Prado. Ahora, este juez de Ayacucho será reemplazado por el juez de Lima Sur, Marco Cerna Bazán, quien antes ya integró la Sala Penal Nacional.

Y desde el lunes, Ángel Mendívil Mamani, juez penal titular de Piura, ocupará el lugar de Sánchez.
Mientras, el caso Nolasco está paralizado. "No tenemos acceso al expediente", denunció el abogado Guillermo Berdejo. Para evitar más conflictos, el Consejo Ejecutivo diseñará un procedimiento para regular la designación de los jueces de la SPN.

Síguenos en Facebook