Tocadisco. El retorno

No hay que llegar a la ancianidad para ser un clásico. Los Who, sin quienes no existiría el rock, lo saben desde los años 60. Sin dos de sus integrantes originales, en lugar de pensar en el retiro, los sexagenarios Townshend y Daltrey, los únicos que quedan de la banda, han decidido continuar en lugar de morir. ¡Y estrenan disco!

SALVAJES. Llamados “Los padrinos del punk”, Los Who llevaron al rock hasta la categoría de arte.

No hay que llegar a la ancianidad para ser un clásico. Los Who, sin quienes no existiría el rock, lo saben desde los años 60. Sin dos de sus integrantes originales, en lugar de pensar en el retiro, los sexagenarios Townshend y Daltrey, los únicos que quedan de la banda, han decidido continuar en lugar de morir. ¡Y estrenan disco!

Por Ángel Páez.

Hace cuatro décadas saltaron a la fama gritando que preferían morir antes que envejecer. Entonces no tenían más de veinte años. Hoy, de los cuatro miembros originales de Los Who, solo quedan dos, uno de 62 años, Roger Daltrey, y otro de 60, Pete Townshend. Y aunque por razones obvias ya no interpretan la misma canción, "My generation", han anunciado un nuevo álbum. En la senectud, Town-shend y Daltrey han comprendido que la rebeldía no es solo cuestión de edad.

Los Who dejaron de ser el grupo que era cuando el siete de setiembre de 1978 el baterista indómito Keith Moon se mató con una sobredosis accidental de barbitúricos. Townshend, Daltrey y el bajista John Entwistle, sin embargo, continuaron llamándose Los Who. Y lo siguieron siendo hasta el 27 de junio de 2002, cuando Entwistle apareció muerto en su hotel a causa de un ataque al corazón acelerado por el consumo de cocaína. Desapareció justo cuando iban a emprender una gira por los Estados Unidos. Se habían acostumbrado a ser un triángulo. Quiere decir que los cuatro Who originales estuvieron juntos solo por 14 años. Y por 24 años fueron tres. Ahora a Townshend y Daltrey se les ha ocurrido revivir a la banda.

La ventaja de ambos es que el primero es compositor –uno de los más importantes de la historia del rock– y el segundo es el cantante original –una de las voces más respetadas hasta la actualidad–, con eso les basta para desafiar al tiempo. Cuando todos creían que el fallecimiento de Entwistle había sellado el final del grupo, la pareja de sexagenarios volverán a vestir de luces. Es un acontecimiento imperdible.

Porque se trata de Los Who, el grupo que junto a Los Beatles y a Los Rolling Stones encabezaron la invasión británica que revolucionó la música del siglo pasado. Son los que inventaron la ópera rock, los que concebían las canciones como obras de arte, los que destruían todo a su paso en sus presentaciones en vivo –eso de hacer añicos la guitarra y la batería lo patentaron Townshend y Moon–, los que hicieron del exceso una forma de vida. Sus álbumes Tommy (1969) Who’s next (1971) y Quadrophenia (1973) definieron el rumbo de todo lo que vino después, con altas dosis de insatisfacción y rabia pero sin perder el sentido de la belleza.

Luego de la muerte de Entwistle, Townshend y Daltrey pasaron por un periodo de semirretiro hasta que el compositor saltó a las primeras planas el fátido 13 de enero de 2003. La Scotland Yard lo detuvo por posesión de pornografía infantil. El incidente se aclaró y sirvió para que Daltrey demostrara su estrecha amistad con Townshend: "Roger es mi héroe, se ha sabido comportar como un gran amigo, sacó la cara por mí", dijo el músico. La ocasión también fue el punto de partida para hablar de rearmar al grupo. "Si Los Rolling Stones están en la cresta de la ola, y Neil Young, que acaba de sufrir una grave enfermedad y tiene 60 años, ha emprendido una gira, ¿por qué nosotros no podemos hacer lo mismo? Se lo dije a Roger y estuvo de acuerdo porque justo él estaba pensando en qué hacer con su futuro", relató Townshend.

Pero Daltrey no anda de vago. En febrero último organizó un concierto en Londres en beneficio de una organización que presta ayuda a los jóvenes que sufren de cáncer. "Acepté trabajar con Pete porque después de más de cuarenta años de trabajo recién le encuentro el gusto", dijo Roger: "Hemos comenzado a hacer juntos un nuevo disco, es un proceso lento porque nada ni nadie nos apura. Estoy conociendo las canciones de Pete y estoy tratando de sentirme cómodo con ellas".

La última vez que entraron en un estudio con composiciones nuevas fue para grabar el álbum It’s hard (1982), de modo que se comprenderá la desconfianza mutua luego de tanto años. "Por experiencia sé que Roger necesita tiempo para entenderse con las canciones hasta interpretarlas a gusto. Trabajo duro para eso", relató Townshend. Y junto al lanzamiento del álbum, habrá una gira. "Pete Townshend es la única persona dentro del rock capaz de componer sobre el paso de la edad madura a la ancianidad", dijo Daltrey: "Los Who van a salir a sacarse la madre porque todavía son grandes para luchar". Y para calentar el cuerpo, han sacado un recopilatorio después de años, Then and now!. Lo más seguro es que el nuevo disco que van a sacar no se va a escuchar: "Prefiero morir antes de hacerme viejo".


Lo último

Los éxitos instantáneos de Los Who pueden encontrarse en "Then and now!", pero solo ofrecen una aproximación a la obra de la gran banda británica. El álbum está concebido para las nuevas generaciones. Prepara el terreno para la próxima reaparición del grupo con composiciones inéditas. Es difícil captar la dimensión de Los Who con una antología de canciones sacadas de aquellos discos en los que cada tema es una pieza que calza perfectamente con el resto. En una de las últimas entrevistas que ofreció, Keith Moon relató que "cuando Pete Townshend se sentaba a componer no hacía sencillos sino una obra completa. Es decir, no pintaba el pedazo de un cuadro sino todo el cuadro". En todo caso, la compilación tiene un adelanto de lo que será el nuevo Who: hay una canción escrita el 2004 por Townshend en homenaje a John Entwistle: "Old red wine".

Síguenos en Facebook