Edición Impresa del 08 de Diciembre de 2012

Gobierno aprueba aumento de sueldos para Fuerzas Armadas y Policía Nacional

Sin embargo, no se precisó el porcentaje del incremento de los ingresos ni se explicaron características de la reestructuración de pensiones de ese personal.
A pocas horas de vencer el periodo de vigencia de las facultades legislativas concedidas por el Congreso al Ejecutivo, el primer ministro, Juan Jiménez Mayor , anunció que el Consejo de Ministros aprobó finalmente la anunciada Ley de Pensiones y Remuneraciones para los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional .

Jiménez, sin embargo, no precisó el porcentaje del varias veces postergado incremento de los ingresos de los uniformados ni tampoco explicó las características de la reestructuración de las pensiones del mismo personal.
Hoy, o mañana, la norma será publicada en el diario oficial El Peruano.

La Ley de Pensiones y Remuneraciones para los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional que aprobó el Consejo de Ministros ha sido elaborada básicamente por los técnicos del Ministerio de Economía y Finanzas, por lo que mereció el cuestionamiento de altos mandos en situación de retiro que actúan como voceros oficiosos de los institutos castrenses y policial.

El propósito de la reforma del Ejecutivo es sincerar progresivamente la escala remunerativa de los efectivos militares y policiales, pero en función de la disponibilidad de la caja fiscal.

En la actualidad, alrededor del 70% del total de los ingresos de los uniformados está compuesto por diversas bonificaciones y solo un 30% o menos es el sueldo básico, una distorsión que el Ejecutivo ha ofrecido que solucionará.

Con el decreto legislativo sobre remuneraciones y pensiones para las FFAA y PNP, también se aprobaron otras normas vinculadas: la Ley de Bases para la Modernización de los Fuerzas Armadas , cuya finalidad es aumentar la eficiencia y la eficacia de la administración de los recursos y la operatividad de los institutos castrenses; la reformulación de la carrera de la Policía Nacional del Perú;; la estandarización de la formación, capacitación, especialización y perfeccionamiento de los efectivos policiales;  y la redefinición del régimen disciplinario de la PNP, que señala el procedimiento para la investigación, sanción y eventual expulsión de los elementos corruptos de la institución.

Fortalecimiento y modernización del Sistema de Inteligencia Nacional

El primer ministro informó también de la aprobación del Decreto Legislativo para el fortalecimiento y modernización del Sistema de Inteligencia Nacional (SINA) y de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), que persigue estrechar la integración y el trabajo coordinado de todos los organismos de inteligencia del aparato estatal.

La nueva norma permitirá ampliar el ámbito de acción de las entidades de inteligencia como conflictos sociales, minería ilegal, trata de personas, crimen organizado en el ámbito urbano, además del terrorismo y el narcotráfico.

La idea del Ejecutivo es compaginar las acciones de inteligencia de los distintos organismos mediante la aprobación de planes estratégicos y objetivos de índole operacional.