Caudal de río Tumbes llega a los 880 metros cúbicos por segundo y se desborda

Aumento de caudal se debió a los tres días de lluvia que soportó la zona fronteriza. Onda Kelvin aumentó un punto.

Los tres días de lluvia de manera intermitente, que cayó en la región fronteriza de Tumbes, ocasionaron que el caudal del río Tumbes alcance un registro de 880 metros cúbicos por segundo, causando su desborde en el barrio Bellavista. La crecida pasó por la ciudad de Tumbes, entre las dos y cuatro de la tarde del viernes último.

A pesar que las aguas del río Tumbes llegaron hasta la zona de intersección de la calle General Vivanco no provocó daño alguno en las casas aledañas, más bien se convirtió en un lavadero informal de mototaxis, cuyos conductores llegaban hasta el lugar para lavar sus vehículos.

La súbita crecida del río Tumbes afectó a varios agricultores, cuyas motobombas que habían instalado para extraer agua del río no pudieron ser sacadas del lugar y en muchos de los casos fueron cubiertas por las aguas.

El jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) Tumbes, Manuel Boggio Luna, informó que no se ha reportado ningún tipo de daño o pérdida causada por el incremento del río.

Esta crecida del río, explica, es producto de los tres días de lluvia que ha caído en las noches en Tumbes, sobre todo en la parte media del río, provocando esta crecida que viene a ser parte de la primera onda Kelvin, programada para este mes, además dijo que otra onda Kelvin estará arribando a las costas tumbesinas para el mes de junio o julio y ya se ha confirmado una tercera para agosto o setiembre, lo que podría ser el inicio de un fenómeno de El Niño.

Según contó, las ondas Kelvin son el calentamiento de la superficie del mar que son traídas hasta las costas de Sudamérica provocando lluvias moderadas e intensas en la región y normalmente se producen de diciembre a abril, pero no en esta temporada.

Aseguró que el día anterior el río Tumbes registraba solamente 880 metros cúbicos por segundo y que esta crecida es la más alta en lo que va del año, pues en marzo alcanzó los 550 metros cúbicos por segundo.

Por su parte Jaime Otiniano Ñañez, funcionario del Proyecto Especial Binacional Puyango-Tumbes, aseveró que esta crecida del río Tumbes es atípica, pues por estos meses no se registran caudales tan altos, como 880 metros cúbicos por segundo, que provocó un leve desborde sin mayores daños en el barrio Bellavista.

Corroboró en que esto es irregular y nunca se ha dado, pero puede ser por el calentamiento del mar o por las ondas Kelvin que ya llegaron a la costa tumbesina.

“Con esto quiere decir que debemos de estar preparados para posibles inundaciones, si es que las lluvias continúan y el mar de la costa tumbesina se mantiene caliente. Las autoridades debemos realizar trabajos de prevención”, finalizó.

Síguenos en Facebook